Un total de 19 piezas selectas que resguarda el Museo de Historia Mexicana de esta ciudad, entre ellas la serie de pintura de castas del artista novohispano José de Páez, serán expuestas en el Museo de Arte de San Antonio, Texas.

Las obras, formarán parte de la exposición temporal “San Antonio 1718: Art from Viceregal Mexico. A Tricentennial Exhibition” que será abierta al público a partir de febrero próximo en esa ciudad texana.

El Museo de Historia Mexicana, indicó que entre las piezas que se exhibirán en el Museo de Arte de San Antonio, resaltan las 15 piezas del artista José de Paéz que forman parte importante de la “Galería de Castas Mexicanas” del recinto cultural estatal.

Estos óleos, también llamadas “curiosidades americanas” o “pinturas costumbristas” ilustran la variedad racial y muestran la riqueza cultural, ocupaciones y oficios de la época; modas, textiles, pasatiempos, lecturas, flora, fauna, espacio habitacional privado, espacio público y aspectos de la convivencia familiar novohispana.

“San Antonio 1718: Arte del México Virreinal” se exhibirá del 17 de febrero al 13 de mayo de 2018 en San Antonio Texas, y narra la historia del primer siglo de la ciudad a través de más de cien paisajes, retratos, pinturas narrativas, esculturas y objetos devocionales y decorativos, muchos de ellos nunca antes exhibidos en Estados Unidos.

En general, las obras evocan el linaje y la autoridad de la España peninsular, a la vez que revelan las vidas y los tiempos de los primeros habitantes de San Antonio.

Celebrando las profundas raíces hispánicas de la ciudad y los lazos culturales con México, la exposición muestra obras de los artistas más talentosos de la Nueva España del siglo XVIII, como Cristóbal de Villalpando (1649-1714), Miguel Cabrera (1695-1768) y José de Páez (1720-1790), así como piezas de talentosos artistas vernáculos desconocidos.

José de Páez fue uno de los artistas más prolíficos del siglo XVIII, y de acuerdo con Ilona Katzew en su libro “La pintura de castas. Representaciones raciales en el México del siglo XVIII” señala que “es muy factible que gran parte de su obra estuviera destinada a la exportación, ya que sus cuadros pueden encontrarse tras las fronteras de la Nueva España, en Perú, Guatemala y Venezuela entre otros lugares.

“Uno de sus conjuntos de castas, que está incompleto, incluye escenas que evocan algunas de las que habían previamente introducido Rodríguez Juárez y Cabrera”, resalta.

De acuerdo a la investigadora, el estilo de Paez “puede calificarse de sentimental a pesar de las poses un tanto rígidas y acartonadas de los personajes, se asemeja al de Cabrera, lo que seguramente explica en parte su gran éxito”.

Además de las pinturas de José de Páez, el museo estadounidense presentará cuatro óleos más de la colección permanente del Museo de Historia Mexicana, entre ellas, Pintura de viaje (siglo XVIII), Agustín de Iturbide.

Emperador de México (siglo XIX), Escudo de Armas de Agustín de Iturbide (siglo XIX) y Árbol de la Vida y regla de los Frailes Menores (siglo XVIII).

Las piezas volverán a exhibirse en el Museo de Historia Mexicana en el mes de junio, una vez concluida la exposición en el Museo de Arte de San Antonio.