Los Parlamentos de Alemania y Francia celebraron hoy en Berlín y en París el 55 aniversario de la firma del Tratado del Elíseo y emitieron un llamado para una colaboración más estrecha entre los dos países.

Con el Tratado del Elíseo después de la Segunda Guerra Mundial, el entonces presidente de Francia, Charles de Gaulle y el entonces canciller federal de Alemania, Konrad Adenauer, pusieron oficialmente fin a la histórica enemistad germano-francesa.

El presidente del Bundestag (Parlamento) alemán, Wolfgang Schäuble, declaró este lunes en París, al dirigirse a la Asamblea Nacional francesa, que Alemania y Francia tienen una responsabilidad especial por Europa.

Subrayó que los dos países quieren formar un mismo espacio económico y asumir tareas conjuntas que son grandes temas para el futuro de ambos países como la protección del clima terrestre, la sociedad digital y la energía.

El presidente de la Asamblea Nacional francesa, Francois de Rugy, advirtió, en una reunión especial en Berlín con el Bundestag, sobre los peligros del nacionalismo y de los movimientos populistas, así como del aislacionismo poniendo barreras.

De Rugy dijo que "los movimientos populistas y nacionalistas amenazan a todas las naciones europeas".

Precisamente el partido alemán populista de derecha, Alternativa para Alemania (AfD), se negó este lunes a firmar el documento de amistad entre los dos países que preparó el Bundestag para la celebración de este día.

Los líderes de AfD, Alexander Gauland y Alice Weidel, negaron poner la firma de su partido en ese documento. Señalaron que estaban de acuerdo con la amistad germano-francesa pero que rechazaban las propuestas en ese documento para "minar aún más" la soberanía nacional de Alemania.

Además se negaron a aplaudir el discurso que pronunció el presidente de la Asamblea Nacional francesa en el Parlamento alemán en Berlín. Criticaron de excesivo el despliegue que realizó el Bundestag para celebrar los 55 años del Tratado del Elíseo.

La canciller federeal de Alemania, Angela Merkel, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se reunieron en París el fin de semana como parte de las celebraciones.

Anunciaron que este año firmarán un nuevo Tratado del Elíseo que profundice la colaboración de los dos países en lo económico, lo tecnológico, lo político, así como impulsar el acercamiento entre las sociedades de los dos países.