Una invitación a pensar en lo emocionante que es crear, lo importante que es tener una relación sana con ello y reconocer el sueño, es la que ofrece el montaje ¿Cómo se creó el mundo? que, a partir del 3 de febrero, arranca temporada en Un Teatro, inmueble ubicado en la colonia Condesa, de esta ciudad.

El espectáculo interdisciplinario está a cargo de la compañía de danza Interflamenca que, bajo la dirección de Ricardo Rubio, presenta a tres niños de diferentes nacionalidades que explican cómo se creó el mundo, de dónde venimos, cómo llegamos a ser humanos, la formación de las nubes y la manera en cómo, del caer de la lluvia, emergen el hombre y su entorno.

Teatro, danza flamenca, máscaras, arte objeto y multimedia se combinan para detonar los cinco sentidos de los espectadores, sobre todo de los menores que, por diversas circunstancias, han sido devorados por la inmediatez de la vida cotidiana.

Mientras que en el adulto busca provocar un ejercicio de introspección sobre la importancia de recuperar la capacidad de imaginar y crear.

“Es una narración escénica interdisciplinaria, cuyos protagonistas son tres niños de diferentes nacionalidades (México, Israel y Colombia) que revelarán durante 50 minutos, distintas formas de creación del planeta”, dijo Rubio, para quien parte de las funciones de esta obra serán donadas a la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC).

Rubio aclaró que su propuesta no tiene una estructura lineal, ni expone o explica ninguna teoría sobre los diferentes mitos de la creación; el tema es un pretexto para que el público realice un viaje de la mano de los protagonistas, quienes comparten su idioma y sus ideas sobre cómo piensan que se creó el mundo.

“La pregunta que nos hacemos es, cómo abrimos un espacio para que los niños piensen en la creación en general y que a partir de la pregunta ¿Cómo se creo el mundo? queremos que piensen cómo se comenzaron a crear las cosas.

“Entrevistamos a tres niños que estarán interviniendo la pieza en video y ellos nos dieron información sobre cómo se imaginan que se creó el mundo y a partir de ello, abrimos la pregunta hacia el público respecto a la creación en todos sus aspectos”, agregó Rubio.

En este montaje, la compañía explota toda la capacidad estética que la ha colocado como una de las grandes exponentes del flamenco en México, con proyección internacional, para que a través de la danza, los medios electrónicos y el talento de los artistas, se genere un ingenioso trabajo interdisciplinario.

María Guadalupe Alejandre Castillo, directora de AMANC, agradeció las donaciones y recordó que atienden en esta ciudad a 250 niños y a nivel nacional a dos mil 600.

Destacó que el 55 por ciento de los pacientes no logra curarse, toda vez que llegan tarde a un diagnóstico.

“Ya es demasiado tarde y atender a niños con un cáncer avanzado es más difícil que cuando se diagnostica al principio, por ello hay que estar gestionando recursos porque hay que darles mucho; sabemos que existe el seguro popular y en muchos estados esto es una mentira grande, pues no llega el medicamento y además quién los cobija durante todo el tiempo que dura el tratamiento.

“Por eso, AMANC esta aquí, dando techo, cobija y los traslados, los tratamos como si fueran nuestros hijos”, indicó Alejandre Castillo, quien nuevamente expresó su beneplácito por la labor de Interflamenca.