El diputado federal Álvaro Ibarra Hinojosa propuso reformar los artículos 66 y 127 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, a fin de dar más protección a los mexicanos en torno a la regulación de la cobranza extrajudicial de entidades comerciales y personas físicas por el otorgamiento de créditos y financiamientos o cualquier tipo de deudas económicas.

De obtener el respaldo mayoritario, la reforma de ley dará más protección a los consumidores de bienes y servicios para evitar llamadas, visitas, amenazas o cualquier otro tipo de presiones que se encuentran fuera de toda regulación y que son parte de la política particular de cobranza de cada acreedor.

El legislador priista reconoció que, a pesar de que ya se encuentra regulada la cobranza extrajudicial en la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros, “aún representa un problema grave para usuarios mexicanos".

Ello, expuso, "porque esa regulación se da sólo respecto a las entidades financieras y comerciales, y hoy no está regulada la cobranza por parte de los proveedores de bienes, productos o servicios, lo que deja desprotegidos a los consumidores”.

El legislador destacó que los usuarios de servicios financieros, comerciales, bienes, productos o servicios no financieros, que por alguna razón incumplen con el pago del bien recibido, no deben ser tratados como delincuentes y mucho menos deben ser violentados sus derechos humanos por una simple omisión en sus pagos.

Aunado a lo anterior, el priista precisó que, “muchos de los despachos de cobranza extrajudicial, aun cuando saben que ésta ya se encuentra regulada, buscan interpretaciones a la ley, para seguir amedrentando a los consumidores, tomándose atribuciones que sólo le corresponden al Estado y a los Poderes de la Unión y no a los particulares”.