El porcentaje de valor agregado que aporta Estados Unidos a las exportaciones mexicanas subió de 40 por ciento en 2004 a 44 por ciento en 2014, aseguró el economista principal de BBVA Bancomer, Samuel Vázquez Herrera.

En su videocápsula de análisis, el experto aseguró que el mayor contenido estadounidense en las exportaciones nacionales está en los sectores de más amplia integración entre ambas economías, como equipo de electrónica, de transporte y eléctrico.

En ese sentido rechazó el argumento de las autoridades de Comercio de Estados Unidos que sostienen solo 15.7 por ciento de valor agregado en la economía doméstica, y cuyo factor es uno de los temas que impulsaron la discusión del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Refirió que limitar la valoración del TLCAN a los resultados bilaterales o de un solo sector como el automotriz llevan a perder la visión de competitividad global, por lo que la perspectiva en la discusión que debe mantenerse es la apreciación de competitividad de la región con el Tratado.

Tan solo, dijo, habría que preguntarse cuánta competitividad global fuera de la zona del TLCAN perderá la producción automotriz estadounidense sin la contribución de México y Canadá, toda vez que es la misma competitividad de ambas economías lo que ha permitido que se vendan más automóviles en el mundo, a la par de ayudar a mantener el empleo en el sector en los tres países.

Así también el economista calificó de errónea la justificación del déficit comercial que sostiene EUA con México y Canadá para revisar el acuerdo trilateral, ya que el mismo no es producto del acuerdo sino de otros factores macroeconómicos.