Los líderes de los tres partidos alemanes que van a negociar la posible continuación de la Gran Coalición, que es la alianza de partidos que integran el gobierno de Alemania, iniciaron reuniones hoy.

En la sede del partido Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller federal, Angela Merkel, se decidió que personalidades democristianas formarán parte de su delegación negociadora; que serán 22 en total, la mayor parte gobernadores.

El presidente del Partido Socialdemócrata (SPD), Martin Schulz, declaró que su partido tiene que determinar primero las bases y la estructura de las negociaciones, así como quien formará parte de la delegación socialdemócrata, cuando empiecen las negociaciones esta semana.

El partido Unión Social Cristiana de Baviera (CSU) participará con una delegación de 15 miembros.

El presidente de Alemania, el socialdemócrata Frank Walter Steinmeier, urgió a los tres partidos que van a negociar para acelerar las negociaciones, luego de que ya transcurrieron cuatro meses desde las elecciones del 27 de septiembre y la gente demanda contar con un gobierno.

El jefe de estado alemán señaló que también Europa y el mundo esperan que Alemania vuelva a estar en posición de tomar decisiones para proporcionar su contribución y superar las crisis internacionales.

Sin embargo, el presidente del SPD insistió en renegociar el documento que elaboraron los tres partidos durante los sondeos para decidir si se iniciaban negociaciones con los demócrata cristianos. El lema del Partido es negociar duro y mejorar de manera significativa lo que ya fue negociado y aprobado.

Esa situación fue descartada por los dos partidos demócrata cristianos porque cuando se llevaron a cabo los sondeos, se acordó entre los tres partidos que ese documento con los acuerdos sería la base para la negociación.

Ahora el Partido Socialdemócrata se desdice, a causa de la presión de sus bases. Schulz dijo que cuando se inicien las negociaciones, se abordarán todos los temas para tomar nuevas decisiones, mientras los partidos demócrata cristianos rechazan esa situación.

Durante la votación en una asamblea extraordinaria que se efectuó la víspera en Bonnn, el 56.4 por ciento del Partido Socialdemócrata se pronunció en favor de iniciar negociaciones. El número de votos aprobatorios fue considerado por diversos medios políticos y de prensa como un margen muy reducido.

Un "si" que suena a "no", escribieron varios medios de prensa alemanes en sus páginas en línea en Internet, mientras las corrientes más a la izquierda en el Partido Socialdemócrata anunciaron que realizarán una campañana dentro del partido para que los miembros rechacen el convenio de coalición que surja de esas negociaciones.

En una decisión sin precedentes, el presidente del Partido Socialdemócrata, propuso que los 440 mil miembros de ese instituto político voten por la aprobación o el rechazo del convenio de coalición, cuando este listo.

Las Juventudes Socialdemócratas, con su líder Kevin Kühnert, lanzaron un llamado a los electores alemanes para que ingresen en el partido como miembros y puedan votar en contra de una prolongación de la coalición de gobierno.

Anunció que realizará una gira por toda Alemania para movilizar fuerzas en contra de una tercera edición de la coalición de gobierno demócratacristiana-socialdemócrata. Ese estudiante de Ciencias políticas, de 28 años, consiguió dar cuerpo al rechazo que muchos socialdemócratas sienten por una nueva Gran Coalición.

Sin embargo, el SPD sigue perdiendo terreno ante la opinión pública de Alemania. En una encuesta del instituto alemán de sondeo de opinión, Forsa, uno de los grandes del país, indicó que el 17 por ciento de los encuestados está en favor del SPD.

Eso significa una pérdida de tres puntos y medio en comparación con los 20.5 por ciento que obtuvo durante las elecciones del 27 de septiembre, mientras que los dos partidos demócrata cristianos, CDU y CSU, se mantuvieron con el 34 por ciento de los votos de intención a favor.

El partido populista de derecha, SFD (Alternativa para Alemania) avanzó un punto a 13 por ciento y el Partido La Izquierda también gonó un punto y se situó en 11 por ciento. Sin cambios quedaron el Partido Liberal (FDP) con ocho por ciento y los Verdes con 12 por ciento.