El director de la trilogía de “El Señor de los Anillos” y “El Hobbit”, Peter Jackson, realiza un documental de la Primera Guerra Mundial con material de archivo original del Museo Imperial de Guerra para conmemorar el centenario del fin del armisticio.

Durante el lanzamiento del programa cultural 14-18 NOW para recordar el fín de la Primera Guerra Mundial, el director neozelandés y ganador de varios premios Óscar afirmó que el material de filmación se ve tan nuevo que parece que fue filmado ayer.

“Podemos hacer que este material de archivo borroso parezca que fue filmado hace una o dos semanas”, señaló el director de cine.

El filme será transmitido por la cadena británica BBC, distribuido a salas de cine y enviado a todas las escuelas secundarias del país para que los alumnos aprendan sobre la cruenta guerra.

“Parece como si hubiera sido filmada con cámaras de alta resolución... es muy claro y definido ahora”, señaló Jackson.

En un adelanto del documental presentado hoy se pueden apreciar a los soldados británicos en el frente de batalla en una imagen alterada de blanco y negro y su transformación a color y en alta resolución.

El recién nombrado ministro de Cultura y Deporte, Matt Hancock, asistió al lanzamiento del programa que incluye 42 proyectos para conmemorar el fin del armisticio el próximo 11 de noviembre.

El propósito es ofrecer a través de distintas expresiones artísticas, una nueva perspectiva del conflicto armado que cambió el rumbo de la historia mundial.

El cineasta señaló que “tenemos un cliché de lo que fue la Primera Guerra Mundial y cien años después ya tenemos claro qué fue lo que pasó”.

La película, que usa material inédito, será una “sorpresa” ya que incluye entrevistas de archivo con veteranos de guerra grabadas en su oportunidad por la televisora BBC.

“Los soldados hablan de cómo dormían, cómo enfrentaron el miedo y todo esto se puede ver con estas imágenes tan claras. Va a ser un filme sorprendente”, aseguró Jackson.

Por otra parte, como parte del programa cultural, será develado un busto de la activista Millicent Garrett Fawcett en la Plaza de Westminster -frente al parlamento- en el marco del centenario de la ley que otorgó a las mujeres el derecho a votar el 6 de febrero de 1918.