Al menos 21 personas resultaron hoy afectadas por un ataque con gas cloro lanzado por las fuerzas del régimen sirio contra un barrio residencial asediado en la ciudad de Duma, en la región de Ghouta Oriental, denunciaron los Cascos Blancos y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Los afectados, incluidos niños y mujeres, sufrieron síntomas de asfixia tras la caída de proyectiles en el barrio, donde se esparció por la zona un olor desagradable alrededor de las 06:00 horas locales (04:00 GMT), según el OSDH, que cita testigos y fuentes médicas.

Precisó que las fuerzas sirias dispararon cohetes que diseminaron un humo blanco en el barrio de Duma, en la región de Ghouta Oriental, situado al este de Damasco, causando 21 casos de asfixia-.

La Defensa Civil Siria, también conocida como Cascos Blancos, confirmó en su cuenta de Twitter el ataque con gas cloro cometido por las tropas gubernamentales sirias, aunque redujo a 13 los afectados, entre ellos un bebé.

Los Cascos Blancos compartieron varios videos de los afectados, uno de ellos que muestra a un bebé que es trasladado en ambulancia hacia un hospital tras e ataque.

Duma, la mayor localidad de Ghouta Oriental, el principal bastión opositor en las afueras de Damasco y bajo el control de la facción Ejército del Islam, fue blanco de un ataque similar el pasado 13 de enero, provocando siete casos de asfixia.