La confianza de los mexicanos en sus instituciones, que incluyen al gobierno, los medios de comunicación, las empresas y los organismos civiles, aumentó en el último año, reveló hoy el barómetro de la empresa de relaciones públicas Edelman.

Emitido este lunes, el Barómetro de Confianza Edelman 2018 indicó que la confianza de los mexicanos en sus instituciones aumentó un punto porcentual para ubicarse en 54 por ciento, por encima del promedio de 48 por ciento de los 28 países tomados en cuenta para la medición.

La confianza de los mexicanos aumentó en tres de las cuatro instituciones consideradas. La confianza en el gobierno aumentó de 24 a 28 por ciento, en los medios de comunicación de 47 a 48 por ciento, y en empresas de 67 a 70 por ciento, en tanto que para grupos civiles permaneció en 71 por ciento.

Entre los mexicanos considerados como “público informado”, en contraste con la medición para la población general, la confianza aumentó también de 61 a 65 por ciento.

Asimismo, la confianza en la “marca país”, que el barómetro define como el sentimiento de la población mundial por empresas ubicadas en una nación en específico, se incrementó en el caso de México en un punto porcentual para ubicarse en 32 por ciento. La más alta es la de Canadá, con 68 por ciento.

Los resultados son consistentes con la encuesta de la firma de investigación de opinión pública Ipsos, que concluyó la semana pasada que 87 por ciento de los mexicanos esperan que 2018 sea mejor que el año pasado. En el mundo, ese porcentaje fue de 76 por ciento.

Fuera de México, el Barómetro de Confianza alcanzó otras conclusiones. Destacó por ejemplo que la confianza de los estadunidenses en sus instituciones registró la mayor caída registrada en la historia de la encuesta.

La confianza entre la población en general cayó nueve puntos a 43, ubicándose en el cuarto nivel inferior del índice de confianza; entre el público informado la confianza se desplomó 23 unidades para ubicar a Estados Unidos en el más bajo nivel de confianza entre los 28 países analizados.

“El colapso de la confianza en Estados Unidos está impulsado por una asombrosa falta de fe en el gobierno, que cayó 14 puntos a 33 por ciento entre la población en general, y 30 puntos al 33 por ciento entre el público informado”, apuntó.

Las instituciones restantes: empresas, medios y grupos civiles también experimentaron caídas de 10 a 20 puntos porcentuales en Estados Unidos.

“Estados Unidos está sufriendo una crisis de confianza sin precedentes. Esta es la primera vez que una caída masiva de la confianza no se ha relacionado con un problema económico acuciante o una catástrofe como el desastre nuclear de Fukushima”, señaló Richard Edelman, presidente de la empresa.

Puntualizó que la caída en la confianza sucede, irónicamente, en un momento de prosperidad en Estados Unidos, con un mercado de valores pujante y tasas de empleo en niveles récord. “La causa de esta caída es la falta de hechos objetivos y de un discurso racional”, explicó.

Por el contrario, China se encuentra a la cabeza del índice de confianza tanto para la población en general (74 por ciento) como para el público informado (83 por ciento).

El índice concluyó además que por primera vez los medios de comunicación son la institución menos confiable a nivel mundial, una baja impulsada por un retroceso en la credibilidad de las plataformas de información, especialmente en los motores de búsqueda en internet y en las redes sociales.