El presidente de la Asociación Latinoamericana de Micros, Pequeños y Medianos Empresarios (Alampyme), Alejandro Salcedo Pacheco, informó que hasta ahora los empresarios de la Zona Rosa han tenido pérdidas por 30 millones de pesos, a un año del inicio de las obras de rehabilitación.

En entrevista, el líder empresarial destacó que además casi 60 locales comerciales cerraron de manera definitiva al no poder solventar la nómina y gastos de operación, con lo que se han perdido importantes fuentes de empleo.

Afirmó que las obras tenían previsto terminar en seis meses, sin embargo, se han extendido a lo largo de un año. “Las obras han traído más prejuicios que beneficios hasta el momento, han tenido un impacto negativo debido a que no tuvieron un plan estratégico”.

Indicó que los trabajos se sumaron a las afectaciones ocasionadas por el sismo del 19 de septiembre de 2017, por lo que solicitó a la autoridades apoyos con créditos a tasa cero o a fondo perdido, toda vez que aunque algunos locatarios han recibido créditos por hasta 30 mil pesos o bien apoyo para rentas por dos mil pesos, los recursos son insuficientes.

Por otro lado, el vicepresidente de la Asociación Por el México que Deseamos, Jaime Valencia González, señaló que será en marzo cuando la delegación Cuauhtémoc entregará las 20 calles intervenidas de la Zona Rosa, aunque lamentó que sea con obras inconclusas.

Precisó que las calles que hasta ahora han sido entregadas carecen de mobiliario urbano como botes de basura, bancas, ceniceros, señalética y en algunos casos rampas; mientras que en otras permanecen los cierres a la circulación vehicular y peatonal, lo que ha afectado el comercio hasta 60 por ciento en este cinturón turístico de la Ciudad de México.

Aseguró que en las mesas de trabajo, en coordinación con la autoridad delegacional, se puso en la mesa la preocupación por la falta de equidad en la distribución de espacios para enseres en la vía pública y la intención de la autoridad por deslindarse de su responsabilidad para dejar la pavimentación de las calles peatonales al ciento por ciento.

El empresario urgió a la toma asertiva de decisiones entre autoridades y la asociación que representa, a fin de darle nueva vida a la Zona Rosa.

Ante esta situación, informó que trabajan con el Fondo Mixto de Promoción Turística del Gobierno de la Ciudad de México para repartir publicidad de la Zona Rosa en los sistemas Capital Bus y Turibus, además del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro.

A su vez, autoridades de la delegación Cuauhtémoc realizaron un recorrido por la zona en el que explicaron que no obstante el retraso relacionado con el sismo del 19 de septiembre, las contingencias ambientales e inconvenientes por trabajos de electricidad y de empresas de telecomunicaciones, a la fecha se registra 75 por ciento de avance en las obras.

El encargado de despacho en la delegación, Rodolfo González Valderrama, manifestó que el pronunciamiento por parte del gobierno central para colaborar con los trabajos de rehabilitación será en calles adicionales, que no estaban contempladas de inicio.

Detalló que de las 15 calles programadas se han intervenido de manera total: Biarritz, Oxford, Dresde, Estocolmo, Havre, Nápoles y Génova.

Mientras que en las calles de Hamburgo y Liverpool se rehabilitó un tramo, “Hamburgo con el problema de los dos edificios que están en alto riesgo y Liverpool con la Secretaría de Seguridad que estamos viendo la posibilidad de que nos autoricen entrar al tramo”, comentó.

Las calles Verna, Amberes, Londres y Estrasburgo se abrirán en los próximos días y que las obras son significativas, toda vez que desde hace 20 años no se habían rehabilitado “por la complejidad del lugar”.

Respecto a los comercios cerrados debido a las afectaciones por el sismo, agregó  que trabajarán con la Secretaría de Desarrollo Económico para buscar establecer un corredor sobre la vía pública, a fin de que comerciantes puedan abrir sus establecimientos y no tener más pérdidas.