El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alfonso Navarrete Prida, aseguró que la puerta del diálogo está abierta en esta dependencia para el mandatario de Chihuahua, Javier Corral Jurado.

Si existe una demanda legítima por parte del gobernador se procesará, las acciones legales contra el exmandatario de Chihuahua, César Duarte Jáquez, están en curso, y el trámite de los recursos está en proceso, por lo que no existe un rompimiento con el gobierno de esa entidad, hay la mejor disposición para solucionar los conflictos, reiteró el secretario de Gobernación.

En entrevista con Carlos Loret, para el programa Despierta, afirmó que en el caso del exgobernador, la Procuraduría General de la República (PGR) ha informado que tiene ubicaciones del exfuncionario en algunas ciudades de Estados Unidos, por lo que la solicitud se dirige a esa nación, aunque no es la única, también hay a otras de Latinoamérica, el Caribe y Europa.

Desde hace tiempo se trabaja en el expediente para estudiar las acusaciones de la fiscalía estatal, homologar los delitos y hacer la solicitud formal para poder capturar a Duarte Jáquez y traerlo de regreso, refirió.

Sobre este tema, el secretario de Gobernación rechazó que el caso tenga tintes o electorales, “tiene motivos jurídico-constitucionales que no están sujetos a tiempos electorales”.

Sobre las acciones que encabeza el panista Corral Jurado, precisó que un gobernador no necesita convocar a marchas cuando se tiene un gobierno que tiene leyes, argumentos y causas legítimas, si su petición es que la PGR atienda el caso de Duarte Jáquez, las autoridades ya actuaron.

Si es por el lado de los recursos, Navarrete Prida aclaró que eso no ocurrió como lo plantea Corral Jurado, que supuestamente fueron limitados a su estado, pues en 2017 se le dieron 41 mil millones de pesos de presupuesto y después otros dos mil millones, en total 43 mil millones y el problema es por un convenio por 700 millones de pesos en el cual los trámites no fueron realizados adecuadamente por las autoridades estatales.

Sobre la violencia o agresiones a políticos y aspirantes a cargos de elección popular en varias localidades, el funcionario federal expuso que la Secretaría de Gobernación, con base en experiencias como la 1994, trabaja en la seguridad de todos y en coordinación con el Instituto Nacional Electoral (INE) y autoridades locales y federales para evitar que los ataques escalen a otros niveles.

Al referirse a la presunta agresión a la precandidata independiente María de Jesús Patricio Martínez “Marichuy”, detalló que el Instituto de Estudios Indígenas ya indaga lo que ocurrió y, de acuerdo con la información hasta el momento, es que un vehículos con reporteros se atrasó de la caravana y fue atacado y sus ocupantes asaltados, pero aún no existe denuncia de esos hechos.

"No hay víctimas, sólo el robo de los celulares y equipo; sin embargo, ya se trabaja en coordinación con las autoridades de Michoacán para esclarecer este caso", dijo Navarrete Prida.

Sobre los niveles delictivos de 2017 reconoció que el gobierno enfrenta un reto en materia de seguridad, por lo que ya se trabaja a fin de dar resultados concretos, para lo cual se realinean las capacidades del gobierno y así poder enfrentar esta situación de la mejor manera.

Alfonso Navarrete Prida indicó que sus prioridades como secretario de Gobernación son tres: primero, la gobernabilidad mediante el diálogo, pues en los últimos 25 años se han dirimido las diferencias mediante la competencia democrática civilizada.

En segundo lugar, combatir a la delincuencia, pasando por el respeto a los derechos humanos, y tercero, tener una jornada electoral pacífica, ordenada y ejemplar.