En el Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, 66 personas privadas de la libertad culminaron el Programa de Atención Integral a las Adicciones en su modalidad residencial.

El subsecretario de Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, Hazael Ruíz Ortega, felicitó a la generación número 19 que terminó el tratamiento en el modelo de comunidad terapéutica, con una duración de tres meses.

El modelo "fue establecido en los centros de reclusión de la Ciudad de México en 2012, y en el que se realizan actividades encaminadas a generar una estructura funcional en el estilo de vida, buscando la integridad y la reinserción a la sociedad", dijo.

Abundó que se brinda a los internos atención grupal, seminarios y talleres con diversos temas, como familia, responsabilidad, toma de decisiones, pensamiento y emociones.

La generación número 19 terminó con un festival cultural y dio la bienvenida a la generación 20 que inició su tratamiento.

En el Reclusorio Oriente se han atendido a más de cuatro mil personas privadas de la libertad, que han formado cuatro generaciones por año, en las que se atiende a 100 personas por grupo.

Antes del modelo de comunidad terapéutica, desde 2008, se aplicaba el programa de atención a las adicciones, con actividades culturales, de acondicionamiento físico y cursos, bajo el modelo cognitivo conductual que tenía una duración de tres meses; posteriormente, en 2009 se estableció una duración de dos años.