La Unión Europea (UE) reafirmó hoy al presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, su apoyo a la constitución de un Estado palestino independiente con Jerusalén como su capital compartida con Israel y le urgió a no abandonar el diálogo con las autoridades israelíes.

Abbas participa este lunes, en Bruselas, en una reunión con los cancilleres europeos, que plantean ofrecer a los territorios palestinos un acuerdo de asociacón con la UE mientras no se alcance un consenso sobre el reconocimiento del Estado palestino.

La cita coincide con una visita del vicepresidente estadunidense, Mike Pence, a Jerusalén, y es posterior a la visita a Bruselas del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, el pasado 11 de diciembre.

Según la líder de la diplomacia europea, Federica Mogherini, la llamada solución de dos Estados “es la única manera viable y realista de atender a las aspiraciones de ambas partes”, palestinos y israelís, que reivindican a la vez a Jerusalén como su capital histórica.

“Para alcanzar ese objetivo, debemos hablar y actuar con sabiduría y constantemente con sentido de responsabilidad. No es hora de romper (el diálogo), al contrario”, advirtió.

“Creemos que palestinos e israelís deben mostrar más que nunca su compromiso con la comunidad internacional para que podamos encontrar una solución negociada”, sostuvo.

La UE también aboga por la reunificación de la Franja de Gaza y Cisjordania bajo un gobierno único, que considera “crítico” para mejorar las condiciones de vida en esas regiones y poder establecer el Estado palestino.

Por su parte, Abbas volvió a pedir que los países europeos reconozcan colectivamente al Estado palestino con el fin contrarrestar la decisión de Estados Unidos de reconocer a Jerusalén como capital única de Israel.

“Respetamos la posición de la Unión Europea y pensamos que es un socio verdadero y amigo. Por tanto, pedimos a los Estados miembros que reconozcan lo antes posible al Estado de Palestina”, apeló.

El líder palestino considera que este gesto no perjudicaría la reactivación de las negociaciones con Israel, sino que, al contrario, podría "abrir la puerta a la paz” y animar al pueblo palestino en este momento crítico.

La UE acogerá el próximo 31 de enero, en Bruselas, una nueva conferencia de donantes para los territorios palestinos.