La Unión Europea (UE) decidió hoy incluir a altos mandos del gobierno y de las fuerzas del orden de Venezuela en la lista de sancionados por los abusos de poder y la represión en el país sudamericano.

La medida traduce la preocupación de las autoridades europeas con el “continuo deterioro de la situación política, social y económica” en Venezuela y la ausencia de resultados del diálogo entre gobierno y oposición, afirmaron los cancilleres de la mancomunidad, reunidos en Bruselas.

El objetivo de las nuevas sanciones es “ayudar a promover soluciones democráticas compartidas que puedan traer estabilidad política al país y permitir atender a las urgentes necesidades de la población”, dijeron.

Los principales afectados son el ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol; el número dos del gobierno, Diosdado Cabello; el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Maikel Moreno; y el fiscal general de la República designado por la Asamblea Nacional Constituyente (no reconocida por la UE), Tarek William Saab.

Las restricciones afectan asimismo a la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena; el jefe de inteligencia, Gustavo González; y el excomandante de la Guardia Nacional Bolivariana, Antonio Benavides Torres.

Todos ellos tienen prohibido entrar en un país de la UE y fueron congelados sus bienes en territorio europeo.

“Esos individuos están implicados en la violación de los principios democráticos o del estado de derecho, así como en la violación de derechos humanos”, justificaron los ministros europeos de Asuntos Exteriores al anunciar la decisión.

Desde noviembre, la UE prohibe la venta a Venezuela de armas y aparatos que podrían usarse para la represión o vigilancia de la población civil.