El Congreso de Estados Unidos busca aprobar una extensión temporal al presupuesto del gobierno federal, antes de que comience este lunes la jornada laboral, a fin de que las dependencias públicas puedan iniciar la semana con operaciones normales.

Un grupo de legisladores demócratas y republicanos sostuvo esta tarde una reunión para alcanzar un acuerdo, con el propósito de aprobar un presupuesto temporal, y discutir en los próximos días medidas de alivio para los jóvenes migrantes conocidos como "dreamers".

De acuerdo con el sitio de información Politico.com, estos senadores propusieron al líder de la mayoría del Senado, el republicano Mitch McConnell, así como al líder demócrata Chuck Schumer, un plan para reabrir el gobierno hasta el 8 de febrero.

El plan implicaría un compromiso para que McConnell se comprometa en el Senado a celebrar una votación respecto de los alivios migratorios antes de esa fecha.

Legisladores republicanos presentes en la reunión expresaron su optimismo de que el plan sea aprobado por el Senado.

De fracasar este compromiso, McConnell ha dispuesto que el Senado votará a la una de la madrugada de este lunes un proyecto para aprobar un presupuesto temporal, aunque este plan no incluiría compromisos sobre el tema migratorio.

De acuerdo con las posiciones demócratas, un presupuesto temporal sin una promesa clara de que un alivio migratorio sería negociado en los próximos días tiene remotas posibilidades de ser aprobado.

Incluso la promesa de que el Senado debatiría alivios migratorios ha enfrentado objeciones de legisladores demócratas, que argumentan que la Cámara de Representantes también debe comprometerse a debatir el tema.

Varios senadores han señalado que de fracasar un acuerdo en las próximas horas, será más complicado negociar en los días siguientes, con oficinas federales cerradas y la presión de la opinión pública.