El intercambio de ideas y la colaboración de los tribunales electorales estatales y el federal, es una condición para garantizar que el proceso electoral de este año sea justo, transparente, limpio y apegado a la legalidad, afirmó el magistrado Reyes Rodríguez Mondragón.

El funcionario del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) consideró que se requieren instituciones mucho más eficientes donde el servicio público sea más accesible y pueda llegar a la ciudadanía sin altos costos, ofreciendo respuestas rápidas y de mayor calidad.

Ello, para la legitimización de los tribunales “y en general de toda la administración pública o de la procuración de justicia que tienen en sus manos hacer efectivo el Estado de Derecho, pero protegerlo, sobre todo, desde una perspectiva de justicia de largo plazo”, destacó en un comunicado.

El magistrado Rodríguez Mondragón y su homólogo Felipe de la Mata Pizaña ofrecieron una conferencia sobre Justicia Abierta en el Museo Francisco Villa de la Ciudad de Durango, Durango.

En el se marco, Reyes Rodríguez dijo que las democracias en el Siglo XXI, en la era digital, deben ser construidas con instituciones transparentes, visibles, confiables y colaborativas, y cuyos objetivos sean fortalecer y desarrollar la confianza y la participación ciudadana.

“Una precondición de la justicia abierta es el Estado de Derecho. Sin el Estado de Derecho no podemos construir instituciones para la democracia, para la democracia del Siglo XXI, si no existen instituciones abiertas”, indicó.

En su intervención, el magistrado Felipe de la Mata Pizaña hizo un recuento de cómo los avances tecnológicos en los últimos 20 años han ido a la par de la demanda ciudadana de mayor transparencia en el uso de los recursos públicos.

Ejemplificó la manera en que el TEPJF ha avanzado en el cumplimiento de esa expectativa ciudadana, mediante la transparencia de procesos administrativos y resolución de los asuntos de su competencia con el uso de la tecnología, ya sea desde la transmisión en vivo de sus distintos comités o de las sesiones de la Sala Superior.

“La justicia abierta, como parte del movimiento de gobierno abierto, implica justamente que el ciudadano se sienta además cómodo, atendido, que sea parte de la institución. Claro, es el que manda, eso debe quedarnos claro a los funcionarios públicos”, expuso.

De la Mata Pizaña llamó a romper con paradigmas y asumir que la actual legislación electoral requiere de una profunda reforma para lograr, por ejemplo y cuando sea posible “un juicio electoral en línea, eso va a hacer todo más transparente”.

“Que todas las pruebas puedan ser analizadas por toda la ciudadanía, en general, habrá casos en los que no, también eso lo entiendo, que todos puedan escrudiñar los expedientes electorales, todo eso se puede hacer, esta es una materia especial”, concluyó.