La soprano sonorense María Caballero expresó su doble satisfacción, primero por recibir el Reconocimiento al Talento Joven en Canto Operístico 2018 del Festival Internacional Alfonso Ortiz Tirado y por el concierto de gala del próximo viernes 26 de enero, en que cantará ante sus paisanos, en el Palacio Municipal de esta localidad.

Entrevistada en el marco del 34 Festival Internacional, que se lleva a cabo del 19 al 27 de enero, la joven cantante consideró un apoyo muy grande de su propia gente el que se le haya entregado dicho reconocimiento.

“Que te apoye tu tierra es lo más importante, tener esas porras atrás, mi familia está conmigo, pero a la vez es un compromiso y una responsabilidad, por lo que tengo todas las ganas de seguir esta pasión por mi carrera, que es el bel canto”, expresó la intérprete.

También dijo que acaba de concluir su ciclo en el Estudio de Ópera de Bellas Artes, después de haber trabajado dos años, donde aprendió muchísimo, “terminé ese ciclo, por lo que estoy buscando oportunidades en el extranjero, fuera del país, para seguir creciendo”.

Por su parte, Rogelio Riojas-Nolasco, quien recibió el Reconocimiento al Mérito Académico y Artístico 2018, manifestó que se trata del primer reconocimiento que recibe en su trayectoria y se lo dedicó al Estudio Ópera de Bellas Artes.

“Tengo una carrera de más de 40 años pero en la parte académica, por mi trabajo que he hecho como coordinador artístico en el Estudio de Ópera de Bellas Artes que ha dado en las últimas cuatro generaciones cantantes de gran prestigio, ganadores de concursos nacionales”, destacó.

Agregó que también son cantantes que se presentan en toda la República Mexicana con las orquestas más importantes de México durante todo el año, una de ellas es la soprano María Caballero, “quien estuvo conmigo dos años en el Estudio de Ópera de Bellas Artes y también el Reconocimiento se lo dedico a mis colegas y a mi compañero Octavio Sosa, coordinador ejecutivo”.

Apuntó que con el Estudio de Ópera de Bellas Artes han hecho un logro muy importante en la historia de la ópera de México, porque no existía, y continuar apoyando a los jóvenes cantantes.