La diputada local Elizabeth Mateos exhortó a la Secretaría de Seguridad Pública y la Procuraduría de Justicia capitalinas a realizar acciones coordinadas de investigación, inteligencia y prevención para evitar asaltos en el transporte público de la Ciudad de México.

La presidenta de la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables consideró que se deben reforzar las acciones encaminadas a combatir y erradicar las prácticas delictivas en los medios de transporte, pues aunque hay una baja en registros existe una cifra de casos que no se denuncian.

Refirió que de acuerdo con datos de la Procuraduría General de Justicia local, los asaltos han disminuido: en 2013 se registraron mil 192 denuncias por robo con violencia a transportistas; en 2014 fueron mil 117 y 2015 se denunciaron 983 casos cometidos en unidades de pasajeros.

Sin embargo, Mateos Hernández dijo que no se debe olvidar mencionar la “cifra negra” de robos y asaltos en transporte público que no se denuncian, ésta podría ser de 99 por ciento es decir, que de cada cien delitos cometidos a bordo de las unidades, sólo uno se denuncia.

La asambleísta recordó que la Ciudad de México es una de las entidades más pobladas en el mundo y cuenta con varias redes de transporte público, y 68 por ciento de sus habitantes depende de este transporte, es decir más de seis millones de personas.

La Ciudad de México cuenta con un aproximado de 870 rutas, casi 23 mil unidades y 46 Centros de Transferencia Modal (Cetram) o paraderos, de los cuales 39 conectan a usuarios de microbuses con el Metro o tren ligero, subrayó la legisladora.