El rey Abdullah de Jordania consideró hoy que Estados Unidos debe reconstruir la confianza en Medio Oriente para buscar una solución al conflicto israelí-palestino, luego de la decisión del presidente Donald Trump de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

Durante la reunión en el Palacio Al Husseiniya con el vicepresidente estadunidense Mike Pence, quien realiza una visita oficial a Jordania, Abdullah dijo que Estados Unidos debe aportar una posible solución a las divergencias surgidas por el reconocimiento de Jerusalén.

“Hoy tenemos un gran desafío que superar, especialmente con algunas de las frustraciones crecientes, y creo que es muy importante y su visita aquí, estoy seguro, es reconstruir la confianza y no solo en cómo avanzamos con la solución de dos Estados”, indicó el rey a Pence.

"Como saben -añadió el monarca-, nosotros vemos el conflicto palestino-israelí como una posible fuente importante de inestabilidad. Por eso nos sentimos alentados por el compromiso inicial del presidente (Trump) de aportar una solución al largo conflicto", dijo.

Indicó que durante sus últimos encuentros en Washington, en sus reuniones con Trump expresó su preocupación por su decisión sobre el reconocimiento de Jerusalén, ya que “no es resultado de un acuerdo global sobre el conflicto palestino-israelí”.

“Para nosotros, Jerusalén es clave para los musulmanes y los cristianos, al igual como lo es para los judíos”, destacó el rey jordano, según un reporte de la agencia oficial de noticias de Jordania, Petra.

Abdullah recordó que para su país es primordial definir la demarcación de las fronteras de 1967 y el establecimiento de Jerusalén Este como capital de un Estado palestino independiente, que conviva con un Israel seguro y reconocido, de acuerdo con las leyes internacionales.

"Entendemos los desafíos y esperamos que Estados Unidos se acerque y encuentre la manera correcta de avanzar en estas difíciles circunstancias. Creemos que con todas las buenas intenciones y el apoyo de la comunidad internacional, esto es extremadamente posible ", subrayó.

El vicepresidente estadunidense respondió al rey que Estados Unidos sigue comprometido a "seguir respetando el papel de Jordania como custodio de los lugares sagrados, que no tomamos posición sobre los límites y el Estado final".

"El presidente Trump tomó la decisión histórica de reconocer a Jerusalén como la capital de Israel, pero como también dejó en claro en esa decisión, que estamos comprometidos a seguir respetando el papel de Jordania como custodio de los lugares sagrados”, indicó.

Pence agradeció al monarca por la cálida hospitalidad que recibió su delegación y le expresó los saludos de “su amigo", el presidente Donald Trump, quien le pidió que fuera a Jordania para hablar sobre la seguridad y la prosperidad regional.

El número dos de la administración estadunidense dijo que Jordania y Estados Unidos se han mantenido unidos durante décadas, logrando una asociación estratégica importante, no sólo en la región, sino en el mundo. 

“Estamos aquí para reafirmar nuestra amistad y nuestra asociación y nuestro gran respeto por usted y por el papel que el Reino de Jordania ha desempeñado en esta región y en todo el mundo durante todo el tiempo de nuestra amistad y asociación", señaló.

"Juntos, con el ejército estadunidense y el ejército iraquí y nuestros socios de la coalición, hemos logrado un progreso espectacular en la lucha contra el Estado Islámico (EI) en Irak y Siria”, destacó Pence.