El diputado Jesús Serrano Lora solicitó a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) sancionar a nivel nacional a los establecimientos que, de manera injustificada, han aumentado el precio de los artículos de la canasta básica.

El legislador de Morena refirió que desde diciembre pasado el huevo se encareció entre nueve y 14 pesos hasta llegar a 30 y 35 pesos el kilo en las tiendas de abarrotes, lo que contrasta con los 21 pesos que costaba a inicios de 2017.

En entrevista refirió que en promedio una persona consume 24 kilogramos de huevo al año, convirtiéndose en uno de los productos de la canasta básica indispensables en la dieta de los mexicanos.

Del mismo modo, agregó, el limón y la papa aumentaron dos y tres pesos, respectivamente, mientras que la carne de res en la Central de Abasto se elevó de 120 a 125 pesos; sin embargo, el precio final al consumidor es de 155 pesos.

Serrano Lora reconoció que la Procuraduría Federal del Consumidor está limitada legalmente para fijar precios, pero sí puede y debe tomar medidas contra quienes abusan y especulan con éstos.

“Además, se debe informar a la población de aquellos establecimientos que cometen abusos e irregularidades con los precios de los productos para que tenga la oportunidad de decidir dónde adquirirlos”, finalizó el diputado de Morena.