El Papa Francisco, a bordo de su papamóvil, saludó hoy a miles de fieles que se reunieron en un ambiente festivo en las calles del barrio de Buenos Aires, en la localidad de Trujillo, que fue uno de más los más golpeados por las fuertes lluvias del año pasado en Perú.

Acompañado por el arzobispo de Trujillo, Miguel Cabrejos, el pontífice inició su recorrido por la avenida de la Libertad, que a partir de ahora se llamará Francisco, en honor a la visita que el Papa realiza a este país sudamericano, informó la agencia peruana de noticias Andina.

Durante su breve peregrinaje en el barrio, Jorge Mario Bergoglio fue recibido por autoridades locales y niños que le ofrecieron flores y regalos, y luego dio dos vueltas en su papamóvil a la Plaza de Armas, en donde se concentraban miles de fieles vestidos de blanco y amarillo, los colores de la bandera vaticana.

Las calles del barrio de Buenos Aires fueron adornadas con alfombras florales y una gran pancarta en la que se leía: “Unidos por la esperanza contigo”.

El Papa saludó y dio la bendición a los miles de fieles que no dejaban de corear su nombre, agitaban banderas de Perú y del Vaticano.

Luego llegó hasta el seminario Carlos y Marcelo para sostener un encuentro con sacerdotes, seminaristas y religiosas de Perú, y después ofició una celebración mariana en la Plaza de Armas de la comunidad.

La mañana de este sábado el Papa Francisco lanzó un mensaje de esperanza ante miles de peruanos reunidos en la playa de Huanchaco, en la ciudad litoral norteña de Trujillo, en donde pidió fe y solidaridad para enfrentar los efectos de la criminalidad y el impacto de desastres naturales como los sufridos por la región en 2017.

El Papa realiza una visita pastoral por Sudamérica desde el lunes, que se inició en Chile y que este fin de semana concluye en Perú, desde donde partirá mañana domingo de regreso al Vaticano.