El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, dio el banderazo de salida a 80 camiones con mil 800 trabajadores de limpia que participarán en jornadas nocturnas, para retirar más de 960 toneladas de cascajo de las calles de siete colonias de la delegación Iztapalapa.

A cuatro meses del sismo del 19 de septiembre, el mandatario capitalino remarcó que el trabajo en la demarcación ha sido permanente y de esa misma manera continuará.

“No hemos dejado de trabajar y de buscar cómo podemos mejorar la condición de vida de cada una de las personas que lo necesita en Iztapalapa. Vamos a seguir con estos apoyos”, subrayó.

En un comunicado, Mancera Espinosa resaltó que como parte de la recuperación, en esa zona está en proceso la construcción de casas antisísmicas.

En el Deportivo Santa Cruz Meyehualco, también agradeció a los trabajadores de limpia de la Sección 1 del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México su compromiso, al igual que a los 250 “chalecos rosas” de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) quienes participarán en estas labores.

La atención de las jornadas nocturnas, agregó, forma parte de las acciones del Gobierno capitalino tras el sismo y están por encima de pronunciamientos relacionados con lo que llamó “el momento político”.

La intervención se llevará a cabo durante las noches en las colonias Pueblo de Santa Martha Acatitla, Ejidos de Santa María Aztahuacán, Santa Cruz Meyehualco, El Edén, Pueblo de San Sebastián Tecoloxtitlán, Santa Martha Acatitla Sur y Ampliación de Santa Martha Acatitla.