A cuatro meses del sismo de septiembre pasado, mil 450 viviendas en el estado de Morelos ya están en proceso de reconstrucción, resultado de la coordinación del gobierno federal y las autoridades del estado, aseguró la secretaria de Desarrollo Agrario, Rosario Robles.

“De las 15 mil viviendas dañadas, ya sea de manera total o de manera parcial, llevamos 94 por ciento de las tarjetas entregadas. De las seis mil 104 viviendas con daño total, se han entregado cinco mil 370 tarjetas, es decir 88 por ciento, y de las nueves mil 697 con daño parcial, el 98 por ciento de las tarjetas”, señaló.

En conferencia de prensa en la entidad, la titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) detalló que luego de revisar el censo a beneficiarios, se realizaron 734 reclasificaciones con daño total, a cuyos dueños se les notifica para disponer de su tarjeta; de forma conjunta con la Fundación ProViváh serán apoyadas otras 800 familias.

“Con eso es que estamos concluyendo el proceso de entrega de tarjetas y de apoyo. Pero quiero aclarar algo muy importante: la gente en el momento en que le entregamos una tarjeta firma una carta en donde se hace responsable de que esos recursos serán utilizados para la reconstrucción de su vivienda. La reconstrucción queda ya en el beneficiario y no en el gobierno de la República”, subrayó.

Robles Berlanga detalló que la transparencia en el manejo de los recursos es fundamental, así como la inclusión para que en el proceso de reconstrucción haya un empoderamiento de la ciudadanía, para lo cual el gobierno de la República implementó varias estrategias.

La funcionaria federal recordó que se establecieron tres mecanismos: el primero con la asistencia técnica para que las familias pudieran reconstruir en condiciones de seguridad; el segundo con la creación de la Red de Mujeres Vigilantes de la Reconstrucción, y el tercero, un mecanismo de supervisión a través de jóvenes verificadores.