Ante las llamadas y mensajes de texto que diversos servidores públicos panistas han recibido para solicitarles dinero, la dirigencia nacional del PAN se deslindó y condenó enérgicamente esa práctica ilegal.

En un comunicado, dio a conocer que para tratar de obtener recursos los defraudadores usurpan la identidad de funcionarios del PAN, lo cual también constituye un delito. A la brevedad se presentarán las denuncias correspondientes ante las autoridades competentes, advirtió.

El Partido Acción Nacional (PAN) reiteró su llamado a los servidores públicos emanados del partido y a la ciudadanía en general a estar alertas ante esta forma de fraude.

Asimismo, reiteró su compromiso con las mejores prácticas y condena el mal uso que se hace del nombre del PAN. El Comité Ejecutivo Nacional ha detectado este tipo de prácticas desde 2014, primero con llamadas telefónicas y ahora también con mensajes.