La Comisión Europea (CE) convocó a los ministros de Medio Ambiente de nueve países, entre ellos Alemania, España y Francia para una reunión extraordinaria el próximo 30 enero, con el objetivo de urgir medidas “inmediatas” para sanar la calidad del aire en sus respectivos territorios.

Alemania, Eslovaquia, España, Francia, Hungría, Italia, Reino Unido, República Checa y Rumania llevan años superando los límites de contaminación del aire impuestos por Bruselas y hasta ahora no han tomado medidas suficientes para paliar la situación, acusó este viernes el comisario de Medio Ambiente, Karmenu Vella.

"Este es el paso final de un largo camino de ofertas de ayuda, consejos y advertencias", dijo al señalar que de no haber mejoras, los países visados podrían sufrir consecuencias legales.

La contaminación del aire causa la muerte prematura de más de 400 mil europeos cada año y cuesta anualmente más de 20 mil millones de euros (unos 24.5 mil millones de dólares) a la economía regional debido a las enfermedades relacionadas y la consecuente reducción de productividad.

“Nuestra primera responsabilidad es con los millones de europeos, jóvenes y viejos, enfermos y sanos, que sufren de mala calidad del aire. Los padres de un niño que sufre de bronquitis o una hija de alguien con enfermedad pulmonar desean ver mejoras en la calidad del aire lo antes posible”, dijo Vella.