La cantante cubana Haydée Milanés inyectó de romance el Lunario del Auditorio Nacional, donde se presentó la noche de este jueves ante 400 admiradores, cifra de acuerdo con los organizadores.

A las 21:15 horas las luces del recinto se apagaron para dar la bienvenida a la anfitriona, quien de inmediato tocó el teclado para interpretar la pieza “Libélula”, que recibió un gran aplauso.

Durante el recital, la vocalista demostró su talento vocal a lo largo de una veintena de melodías, en las que tuvo algunos invitados de lujo: Rosalía León, Edgar Oceransky, así como Francisco Céspedes.

La bohemia continuó con “La gloria eres tú”, “Palabras” y “Esta tarde vi llover”, con esta última rindió homenaje a Armando Manzanero, a quien describió como uno de los más grandes compositores de América Latina.

“Muchas gracias, estoy muy feliz de estar en este lugar maravilloso, soñado y bueno, quiero darles las gracias por acompañarme”, declaró en su primera interacción con el público.

Asimismo, adelantó que daría un recorrido por algunos temas de su primer disco y haría sonar el trabajo de algunos músicos cubanos, “pasaremos un momento rico, entregándoles mucho amor”, dijo.

Con su primera invitada, Rosalía León hizo dupla en las piezas “Dimensión astral” y “No ha sido fácil”, y para presentarla aseveró que es una gran amiga, una gran mujer a quien admira mucho.

A lo que ella respondió con: “Hace algunas semanas tuve la dicha de hacer mi debut en Cuba, de la mano de Haydée Milanés, hoy tengo la dicha de darle la bienvenida a México, muchas gracias, que sigan los éxitos”.

La magia siguió en este espectáculo con “Ámame como soy” y con “El amor de mi vida”, esta última sonó junto a Oceransky, un amigo, quien la invitó hace algunos años a cantar en Querétaro.

“Lo admiro mucho, es un gran compositor, cantante, es un honor haber compartido con él en mi disco, acabamos de grabar”.

A su llegada al entarimado, donde también hubo un trío musical en la batería, violonchelo y guitarra, Edgar Oceransky respondió que “el honor es todo mío”.

Con un ritmo más bailable se escuchó “Qué manera de quererte”, seguida de “Para vivir” y “La mentira”, estas dos últimas fueron interpretadas junto a Céspedes.

“Escuchaba sus canciones y ahora es un sueño poder estar con él; lo invité a cantar conmigo en mi disco deluxe que estoy trabajando ahora”, puntualizó Haydée, quien debido a la ovación de los melómanos cantó con este último un tema más: “Cómo fue”.