La feria internacional Semana Verde fue inaugurada hoy aquí con unas mil 600 empresas expositoras de 70 países, que ofrecerán durante 10 días toda clase de frutas, vegetales, animales y productos como hamburguesas de insectos.

La feria internacional de productos frescos del agro abarca 116 mil metros cuadrados y se espera la visita hasta el día 28 de 400 mil personas, entre hombres de negocios, representantes de la agroindustria global y público en general.

El evento no solo muestra productos, sino también tecnología para las agroindustrias, animales vivos, productos frescos del campo, vegetales y frutas ecológicos con sus nutrientes naturales, cultivos e incluso una granja y una biósfera.

El Ministerio alemán de Cooperación Internacional (ayuda al desarrollo) tiene un pabellón en el que proporcionará recomendaciones e información para que los ciudadanos ayuden con sus compras a combatir el hambre en el mundo.

La Semana Verde incluye flores y jardinería, pensada en gran medida para las ciudades. La Asociación Central alemana de Jardinería presenta productos biológicos para combatir plagas e insectos que dañan las plantas y los cultivos.

La jardinería como hobby tiene también un espacio en la feria. En Alemania, un país sumamente descentralizado donde la población está repartida por todo el territorio, los jardines privados y públicos tienen gran importancia.

En este país existe un extendido gusto por la renta de parcelas de jardín en las que las que la gente puede construir una casa pequeña para ir a pasar el fin de semana y dedicarse a sus plantas y flores, como una forma de desconectarse un rato de la vida urbana.

Asimismo la feria ofrece grandes pabellones con animales, donde se pueden ver desde llamas y alpacas hasta animales domésticos, así como los destinados para agroindustrias de la cría de peces.

Ni siquiera faltan los ejemplares para quienes coleccionan arañas o tienen pájaros o buscan gatos de raza. O se interesan por la conservación de las abejas, que en algunas partes están siendo exterminadas.

En ese sector de la feria hay también corrales al aire libre para mostrar las técnicas y los productos para criar animales de acuerdo a su naturaleza y sus requerimientos biológicos.

Un pabellón lleva el nombre de "Street Food", donde se muestran inusuales especialidades culinarias de todo el mundo como tapas bávaras y pralines (bombones) de salchicha.

Se ofrecen también nuevas fuentes alimenticias, por ejemplo las hamburguesas de insectos, que continen muchas proteínas, y los pabellones en los que vitivinicultores presentan sus mejores vinos.