La Procuraduría General de la República (PGR) en su delegación Coahuila, incineró más de cinco toneladas de droga aseguradas en operativos conjuntos entre los tres niveles de gobierno, señaló el delegado Fernando Adrián Olivas Jurado.

El funcionario añadió que de esta manera se busca lograr un mayor empuje económico a Coahuila, y una mayor tranquilidad de esta entidad, todo ello para fortalecer el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018.

Detalló que la PGR, a través de la Delegación Estatal y ajustados a la vigilancia del órgano interno de control de la misma institución, procedió a dar destino legal a los narcóticos y objetos asegurados, reafirmando así el compromiso con la sociedad de dar cuenta del trabajo que se efectúa.

A su vez, el Fiscal General de Coahuila, Gerardo Márquez Guevara, señaló que a través de estas acciones "refrendamos el compromiso de hacer el mayor esfuerzo y por cada acción de los delincuentes se tendrá una reacción severa del estado".

Durante el evento incineraron cinco mil 763 kilos de marihuana; 668.90 kilogramos de cocaína además 146 gramos de metanfetaminas y cristal; 910 litros de alcohol y nueve unidades de traga monedas.

Por su parte, el gobernador, Miguel Ángel Riquelme Solís, destacó que el reto para Coahuila es hacer “la entidad más tranquila del país”.

Anunció que su administración fortalecerá los cuerpos de seguridad estatales mediante un programa de capacitación y certificación e intensificará los operativos para la detención y decomiso de drogas, armas y objetos del delito.

Además de que se redoblarán esfuerzos en las acciones en contra de los centros de apuesta clandestinos y de giros negros.