En el contexto electoral que vive México, el gobierno abierto debe ser la herramienta que permita darle poder a la sociedad, revitalizar la democracia y darles cauce institucional a los conflictos, afirmó el comisionado del INAI, Joel Salas Suárez.

“Las autoridades hoy tenemos que escuchar con humildad aquello que nos tiene que decir la población. Nuestra toma de decisión debe de partir de escuchar al otro, escuchar las necesidades del otro, antes de pensar en iniciar un diálogo”, destacó durante un evento realizado en Xalapa, Veracruz.

En el acto donde tomó protesta a representantes de organizaciones de la sociedad civil, de las autoridades y del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (IVAI), Salas Suárez subrayó la importancia de darle la voz a la población.

“Hagamos que el gobierno abierto sea un espacio natural para institucionalizar el conflicto, para institucionalizar la controversia y el debate, para construir soluciones a nuestros problemas públicos, a partir de un espíritu crítico, utilicemos la crítica para mejorar”, planteó en su llamado.

El comisionado del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) indicó que el gobierno abierto debe hacer la diferencia para los 15 millones de jóvenes que participarán por primera vez en una elección.

El “gobierno abierto tiene que ser el instrumento que permita enamorar a esos jóvenes, que su primera experiencia política no sea solamente ir a votar, sino que luego a través de la participación, vía gobierno abierto, puedan controlar la forma como las autoridades, que saldrán electas de ese proceso, ejerzan el poder”, finalizó.