Liliana Melo de Sada renunció hoy a la presidencia del Festival Internacional Santa Lucía, ante el gobernador interino, Manuel González Flores, quien propuso en su lugar a Lorenia Canavati von Borstel.

Tras 10 años de encabezar los esfuerzos de promoción del evento cultural, Melo de Sada consideró que es tiempo de dar paso a las nuevas generaciones en estas tareas que inició en 2008.

“Me llevo gratas experiencias y la satisfacción de que más de seis millones de personas han disfrutado de eventos que enriquecen el quehacer cultural y fomentan la diversidad de pensamiento”, manifestó.

“Nuestro hermoso estado y su gente me ha dado mucho y quiero agradecer la oportunidad que se me dio de dar mi tiempo a este hermoso Festival”, expuso.

Melo de Sada agradeció el esfuerzo de organismos públicos, privados y patrocinadores para reunir a la fecha a más de 90 instituciones convencidas de la relevancia que adquiere la cultura para exaltar y difundir la riqueza y la diversidad de los pueblos.

“El esfuerzo ha valido la pena; los resultados están a la vista: hoy en día, orgullosamente el Festival es un acontecimiento que mueve a las familias de Nuevo León, quienes lo esperan con emoción cada otoño”, dijo la promotora cultural.

El apoyo de la actual administración estatal, apuntó, ha sido de vital importancia para llevar el Festival a nuevos horizontes, dándole fuerza y proyección por todo el estado.

“El Gobierno federal, a través de la Secretaría de Cultura y del Consejo de Promoción Turística de México, siempre ha brindado un decidido apoyo al Festival Internacional de Santa Lucía, impulsando a Nuevo León como polo cultural del noreste de México”, resaltó.

En los próximos días, el Gobernador interino formalizará el nombramiento en la presidencia del Patronato a Lorenia Canavati von Borstel.