El diputado Ulises Ramírez Núñez propuso que las comisiones Reguladora de Energía (CRE) y Federal de Competencia Económica (Cofece) analicen el mercado del gas licuado de petróleo (LP) para comprobar las condiciones de competencia efectiva.

A través de un punto de acuerdo que analiza la Tercera Comisión de la Permanente, recordó que a partir del 1 de enero de 2017 se liberó el precio del gas LP y la falta de competencia en ese mercado ha provocado incrementos de entre 40 y 60 por ciento en algunas entidades federativas.

Para ejemplificar esos aumentos, el legislador del Partido Acción Nacional (PAN) indicó que los cilindros de 20 kilos que en diciembre de 2016 costaban menos de 310 pesos, en enero de 2018 incrementaron su valor hasta 439 pesos.

“Si consideramos que 76 por ciento de los hogares mexicanos utiliza el gas LP como principal combustible para la cocción de alimentos y calentamiento de agua, el impacto a la economía de las familias ha sido significativo en tan sólo un año”, comentó.

Ramírez Núñez precisó que de acuerdo con el registro de costos máximos los distribuidores están obligados a reportar a la CRE, los estados más afectados en 2018 son: Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Durango, Quintana Roo, Sonora y Tamaulipas.

“Es necesaria la intervención del máximo órgano en materia de competencia económica para que se analice ese mercado y genere una opinión en la que se precisen recomendaciones que deriven en mejores precios para la sociedad”, abundó.

El legislador refirió que de acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) en 2017 se sancionó a 128 empresas distribuidoras de gas LP por no despachar kilos completos, no respetar el precio exhibido y vender cilindros que no cumplen con las medidas mínimas de seguridad.

“Esta situación advierte que en ese mercado no se cumplen las reglas, por lo que es imperante la intervención de las Comisiones Reguladora de Energía y de la Federal de Competencia Económica”, agregó.