Dentro del área natural protegida de Cerro Viejo se reubicaron ocho animales silvestres de distintas especies, entre ellas un lince rojo (Lynx rufus) que se liberó a dos mil metros, altura idónea para esta especie, informaron autoridades.

Señalaron que la mayor parte de los animales fueron rescatados en vía pública y domicilios particulares; en el caso del lince, fue salvaguardado en coordinación con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, instancia que recibió el reporte del propietario de un rancho.

El trabajo del personal de la Jefatura de Rescate de Fauna Silvestre, fue resguardar y trasladar al ejemplar, el cual se encontraba en perfectas condiciones, tenía entre un año y medio y dos de edad.

Para liberar al lince se hizo una valoración a fin de encontrar el sitio adecuado donde pueda continuar con su vida sin causar problemas y que en un futuro, no se ponga en riesgo de ser sacrificado.

“Los linces no son una especie amenazada en México, son comunes en hábitats como el Cerro Viejo”, comentó Luis Alberto Cayo, jefe de Rescate de Fauna Silvestre.

El trabajo se hizo en coordinación debido a que la Jefatura de Fauna Silvestre se encuentra en un comité de participación ciudadana con la Profepa, lo que les exige coadyuvar con la instancia federal en rescates de fauna, siempre en beneficio de la preservación de los ejemplares.

Esta jefatura, a pesar de ser una unidad de rescate municipal, no solo opera en Tlajomulco, sino en otros municipios donde se le requiera.

Otro animal reintroducido fue una lechuza (Tyto alba) que había caído en un contenedor de aceite, lo que le imposibilitó volar. El trabajo del equipo de rescate fue limpiar las plumas con los jabones adecuados y dejar que se olearan nuevamente.

En el caso de las serpientes, y debido a que Tlajomulco cuenta con un área natural protegida muy grande y planicies, éstas se llegan a meter a las casas con mucha frecuencia. A través de los reportes, en lugar de matarlas se rescatan y se reubican para que continúen con su función en el medio ambiente.

Desde su creación en el mes de marzo, 2017, a la fecha, la Jefatura de Rescate de Fauna Silvestre de Tlajomulco ha rescatado poco más de 600 animales de distintas especies.

Alberto Cayo explicó que “ningún ejemplar, a excepción de la cascabel, es venenoso y es muy raro que salga en casas, todas las demás especies son inofensivas, existen muchos mitos sobre ellas los cuales son mentiras; no hay que matarlas, mejor es reportarlas al 911 o a la Unidad de Protección Civil del área donde estén”.