Ante el descenso de temperaturas, la Secretaría de Salud estatal exhorta a la población a tomar precauciones en el uso de calefactores, para evitar posibles quemaduras o intoxicaciones por monóxido de carbono y gas L.P.

La dependencia estatal recomendó en un comunicado revisar las condiciones de los calentones de gas, leña o eléctricos, antes de utilizarlos, así como estufas, chimeneas y otros aparatos que se utilicen para generar calor.

La instalación y mantenimiento debe llevarse a cabo por parte de personal profesional capacitado, que garantice el correcto funcionamiento y en el caso de las chimeneas, se les debe dar mantenimiento por lo menos una vez al año.

Es importante también, agregó, mantener ventilada la vivienda, abrir una o dos ventanas por lo menos 15 centímetros cada una, para permitir que circulen las corrientes de aire y nunca dormir con los calentones encendidos.

Para evitar quemaduras, destacó que es de suma importancia no colocar calefactores cerca de telas, muebles o material inflamable, pues el calor puede generar un incendio.

Asimismo, la Secretaría de Salud reitera que se debe evitar que menores jueguen cerca de los calentones, chimeneas y estufas.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que se mantiene el ambiente frío y la posibilidad de nevadas en el estado, con temperaturas inferiores a -5 grados celsius, principalmente en zonas elevadas de la entidad.

Estas condiciones son generadas por una baja presión con núcleo frío, que se localiza al norte de Chihuahua y Coahuila, el Frente Frío Número 23 y su masa de aire polar, se extenderá en el noroeste del Mar Caribe y al sur de la Península de Yucatán.

La dependencia estatal reafirma su compromiso con la sociedad chihuahuense de proteger la salud pública, por lo que el área de urgencias de los hospitales, trabaja de forma permanente.

En caso de cualquier emergencia, solicitó a los ciudadanos comunicarse al 911 para solicitar apoyo.