La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) firmaron un convenio de colaboración con la finalidad de un intercambio académico para el desarrollo de conferencias, seminarios, docencia e investigación.

El convenio de colaboración permitirá el intercambio de información científico-técnica entre las partes, la formación de recursos humanos producto de proyectos de investigación afín al sector ambiental, el desarrollo de dictámenes técnicos ambientales y la promoción ambiental, informó la Profepa en un comunicado.

Señaló que la firma se llevó a cabo en las instalaciones de la UANL, por parte del procurador federal, Guillermo Haro Bélchez, y el eector Garza Rivera, quienes expusieron que el convenio también ayudará a las actividades “científicas, técnicas y de intercambio académico”.

Lo anterior con el fin de lograr vínculos, foros, eventos, capacitación, proyectos y estrategias de colaboración en materia ambiental y vinculación para los alumnos que deseen llevar a cabo su servicio social y prácticas profesionales en la Profepa, de conformidad con la normatividad vigente para ambas partes.

De acuerdo al documento firmado por ambas instancias, cada una propondrá los mecanismos para apoyarse mutuamente en la realización de proyectos, programas, acuerdos, actividades académicas, científicas, de investigación, capacitación, formación y difusión.

El titular de la Profepa recordó que el pasado 9 de mayo de 2014, la dependencia a su cargo y la UANL suscribieron el Primer Convenio Marco, de donde se desprendieron dos convenios específicos.

Uno de dichos convenios, dijo fue en febrero de 2015 con la Facultad de Derecho en materia de cooperación académica y servicio social, y en febrero de 2016 otro similar, con la Facultad de Ciencias de la Comunicación.

Haro Bélchez resaltó que manifestó que con los citados convenios se han llevado a cabo actividades como conferencias, capacitación al personal de Profepa en el nuevo sistema penal acusatorio; la reforestación del Campus Mederos de la Universidad, así como la creación de Comités de Vigilancia Ambiental Participativa en las diversas Facultades de la UANL.

Enfatizó que ante ello, “con el convenio que hoy se refrenda con la Universidad” permitirá lograr el fortalecimiento de las capacidades de ambas instituciones y refrendar compromiso y responsabilidad social de seguir contribuyendo mediante la mejora continua con el cuidado y el desarrollo de un medio ambiente sano.

Destacó las prioridades de la política ambiental mexicana reflejadas en el Plan Nacional de Desarrollo como transitar hacia una economía baja en carbono; alcanzar una deforestación tasa neta cero hacia 2030; mejorar el manejo de residuos y el tratamiento de las cuencas hídricas del país.

El funcionario federal se pronunció también por trabajar de manera conjunta para resolver los problemas ambientales de Nuevo León, y recomendó considerar con seriedad la instrumentación de un Programa de Verificación Vehicular para la zona metropolitana de Monterrey.