La apertura de Kataplum será la punta de lanza de Grupo Diniz para entrar al mercado de parques de diversiones en México, ya que está con conversaciones para abrir otro complejo similar en provincia, así como tres Recorcholis en 2018.

El presidente Ejecutivo de la empresa, Antonio Quevedo Diniz, señaló que la idea de crear Kataplum en un centro comercial se debe a los cambios de hábito de consumo de las nuevas generaciones con el uso de internet, donde las plazas son un lugar de socialización.

De hecho, esperan que el parque tenga un flujo de un millón 200 mil personas al año, y contará con 31 juegos, entre ellos una montaña rusa, un centro de destreza, además de 200 espacios comerciales, con presencia de marcas como Liverpool, Sears y Cinépolis, entre otras.

El parque estará ubicado en la delegación Iztapalapa, en el centro comercial Parque Las Antenas, en un área de 27 mil metros cuadrados, que desarrolla en alianza con Fibra Danhos y requerirá una inversión de 550 millones de pesos.

Quevedo Diniz indicó en conferencia de prensa que esperan que Kataplum habrá sus puertas en la primera semana de julio de este año, generando 430 empleos directos, más 120 que generan las cadenas y restaurantes presentes, así como 700 indirectos.

Sin embargo, dijo que la empresa va por más y no solo abrirá otros tres Recórcholis en 2018, sino que está en pláticas con un desarrollador de centros comerciales para abrir otro parque fuera de la Ciudad de México, aunque el directivo no precisó la entidad.

Y es que, afirmó, el entretenimiento es clave para el éxito a los centros comerciales, por lo que no duda en el futuro abrir más complejos de este tipo, además de seguir con la expansión de Recórcholis.

Tan solo para este año invertirán 200 millones de pesos para abrir tres Recórcholis, además de la remodelación de ocho a diez sucursales, la instalación de una pista de hielo en la Ciudad de México y terminar el parque, detalló Quevedo Diniz.

Expuso que Kataplum podría representar el 50 por ciento de los ingresos, sin embargo, es más fácil crecer con Recórcholis porque encontrar espacios de 27 mil metros es difícil, afirmó.

El presidente de Diniz agregó que si bien 2015 y 2016 fueron muy buenos para la empresa, el año pasado observaron una desaceleración en el consumo, por lo que sus resultados no fueron malos, pero sí por debajo de lo previsto.