La empresa GINgroup consideró que es urgente dar un giro en las políticas públicas que determinan las relaciones laborales, con el propósito de cerrar la brecha de género en este ámbito.

Se trata de una situación multifactorial, en la que los empleadores tienen un papel fundamental para contribuir a cerrar la brecha de género, expuso en un comunicado la empresa mexicana especializada en la administración de capital humano.

Refirió que ve con preocupación que la brecha de género lejos de cerrarse se hace más grande, ya que de acuerdo con el Informe Global de Brecha de Género 2017, que elabora el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), se necesitan al menos 100 años para que se cierre la diferencia de oportunidades entre hombres y mujeres.

Además, es más preocupante cuando se hace referencia a cerrar la brecha en el ámbito laboral, ya que precisa que en el lugar de trabajo la brecha “seguirá abierta durante 217 años más”, advirtió.

“Es necesario que los esfuerzos que se hagan para diluir las diferencias entre géneros se enfoquen en una dirección que convenga a la sociedad en su conjunto”, aseguró el presidente de GINgroup, Raúl Beyruti Sánchez.

Recordó que el WEF considera que para 2025, a nivel mundial, podría haber un crecimiento del Producto Interno Bruto de 5.3 billones de dólares si se logra elevar la partición económica de las mujeres en un 25 por ciento, por lo que en “GINgroup asumimos nuestro compromiso y tenemos claridad que es un esfuerzo permanente y cotidiano para generar igualdad de oportunidades laborales”.

La empresa expuso que ese reporte del Foro Económico Mundial, junto con el informe La Lucha por la Equidad de Género: Una Batalla Cuesta Arriba 2017, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), deben tomarse como referencia para impulsar los cambios que ayuden a cerrar la brecha de género y lograr la igualdad de oportunidades laborales.