Las personas que caen en depresión, además de la estacional que se registra en esta época, carecen de planeación, por lo que es recomendable organizar todo lo que van a hacer y mantener la tranquilidad, además de disfrutar de esparcimiento, aseguraron especialistas de la UPAEP.

En entrevista, María Isabel Paulina Gómez Vallarta y María del Carmen Mora Ávila, psicóloga y orientadora educativa del Programa de Apoyo y Seguimiento al Estudiante, así como la directora académica de la maestría en Administración de la UPAEP, respectivamente, coincidieron en la necesidad de romper con la rutina.

María Isabel Paulina Gómez señaló la importancia de planificar qué es lo que se va a hacer, cuánto va a recibir de aguinaldo y en qué gastarlo, lo que va a tranquilizar a las personas, a fin de no incrementar sus deudas.

La directora académica de la Maestría en Administración de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), dijo que se debe cambiar la percepción de que llegando diciembre se solucionará la vida, tener expectativas altas, y al ver que no se cumplen ocasiona depresión.

Un punto a tomar en cuenta es jerarquizar al momento de adquirir productos y las actividades, acto seguido buscar opciones para la diversión, hacer ejercicio, es decir, buscar un espacio de tiempo para hacer algo que los haga felices y con ello enfocar la vida en otra cosa, detalló.

"Si se puede dedicar tiempo, 10 minutos, 30 minutos a su persona, si bien no diario algún momento de la semana (independiente del día de descanso), visitar a alguien, incluso dedicar dos horas para asistir al cine y olvidarse de los problemas", expuso.

Gómez Vallarta manifestó que las personas deben hacer un análisis de lo que tienen y no fijarse tanto en lo que no tienen, es decir, ver que tienen salud, un rico platillo a comer, casa y vestimenta, todo eso ayudaría a abatir la depresión.

Por su parte, María del Carmen Mora Ávila, psicóloga y orientadora educativa del Programa de Apoyo y Seguimiento al Estudiante de la UPAEP ,dijo que la gente debe hacer actividades nuevas y romper con la rutina.

Un ejemplo es cambiar de ruta para llegar al trabajo, así como, en lugar de viajar en el automóvil ahora usar el transporte público.

Mora Ávila expuso que la población vulnerable son adolescentes y personas de la tercera edad con depresión, y que se desencadena desde la pérdida de un ser querido, de un buen material, del trabajo, ruptura de una relación amorosa o conflicto familiar, entre otros.

Añadió que estadísticas a nivel mundial señalan que seis de cada 10 personas padecen depresión, asimismo la Organización Mundial de la Salud (OMS) prevé que para 2020 que dicho padecimiento va ser la segunda enfermedad discapacitante a nivel mundial, además que impacta a todas las áreas.