Para la cantante cubana Haydée Milanés existe una gran admiración musical entre México y Cuba, por lo que ella disfruta colaborar con artistas de este país y pretende continuar aquí para dar a conocer su música.

La también productora, compositora y arreglista, quien hoy ofrecerá un concierto en el Lunario del Auditorio Nacional de la Ciudad de México en el que deleitará con temas de su álbum más reciente, dijo en entrevista con Notimex:

"México siempre ha acogido a los cubanos con muchísimo cariño. Creo que la admiración es mutua de los mexicanos hacia los cubanos y de los cubanos hacia los mexicanos.

“Tenemos muchas cuestiones culturales parecidas a pesar de las diferencias, porque también tenemos culturas muy fuertes y propias cada uno, pero hay una conexión y pienso que eso se ha visto a lo largo de los años. En Cuba se oyen mucho las cosas mexicanas y se admira mucho la cultura mexicana”, narró.

La cantante ha llevado esta admiración a su plano musical, ya que en su carrera ha trabajado con artistas nacionales como Julieta Venegas, Lilia Downs, Rosalía León e incluso Los Ángeles Azules.

“Tuve la oportunidad de compartir con Los Ángeles Azules, 'Viernes cultural', yo canté esa canción que después le dio título al disco (de la agrupación). Fue una cumbia y para mí fue un gran honor, nunca había hecho algo así. Me siento orgullosa y feliz de haber podido colaborar en un proyecto mexicano”, dijo.

Este tipo de colaboraciones le gustaría continuar haciendo a la hija de la figura de la Nueva Trova cubana, Pablo Milanés, para unir fuerza de culturas en su propuesta.

“Me gustaría mucho seguirlo, me gustaría seguir colaborando con artistas mexicanos, a los que admiro muchísimo. Creo que es gente con grandes valores artísticos”.

Una de las mancuernas que le gustaría concretar es con Natalia Lafourcade. "Está haciendo cosas muy interesantes dentro de la música: Un rescate de obras importantes dentro de la música latinoamericana y es un trabajo que es afín con lo que estoy haciendo, porque yo también estoy haciendo un gran rescate de la música cubana”.

Por otro lado, expresó que siente un gran compromiso cada que se presenta: “Siento nervios, pero cuando yo no siento nervios es que yo me preocupo. Siento que los nervios son importantes para los artistas, nunca dejamos de sentir nervios.

“Pienso que esa es una forma de mostrar un respeto ante el público, te pones nervioso porque sabes que estás a punto de ponerte a prueba una vez más, de entregarles algo, sí o sí, algo bueno, algo de verdad, algo que emocione, guste y por lo que vale la pena que te hayan venido a ver”, continuó.

Resaltó que “es importante sentir ese nervio porque es el que indica que estás preparándote para dar lo mejor de ti”.

Respecto a la presentación que tiene agendada en el Lunario de la capital mexicana, hoy jueves por la noche, dijo sentir nervios, pues esta “es una gran oportunidad para mí, me siento muy feliz y sí tengo muchas expectativas. Creo que es un reto para cualquier artista y un privilegio estar en este lugar tan importante”.

Y aunque por el momento no hay planes de ofrecer más conciertos en el país, no descartó hacerlo en un futuro próximo pues quiere dar a conocer su trabajo: “Quiero seguir dando a conocer mi música en otros lugares de México”, concluyó.