La masa de aire polar asociada al sistema frontal número 23, mantendrá caída de nieve, aguanieve y lluvia congelante en los estados de Nuevo León, Coahuila y parte de Tamaulipas, especialmente en las zonas montañosas, informó la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

El organismo indicó que para estas entidades se mantendrá ambiente frío a muy frío, con presencia de bancos de niebla y vientos, con rachas que podrían alcanzar 50 kilómetros por hora.

Señaló que en la zona metropolitana y la región norte, se espera una mínima de uno y dos grados, con una máxima de siete grados, cielo nublado y potencial de lluvias de 0.1 a cinco milímetros, con vientos que alcanzan rachas de 40 a 45 kilómetros por hora.

Los municipios de las regiones oriente y citrícola, registrarán temperaturas mínimas de cero y un grado, con una máxima de siete grados, condición de cielo nublado y precipitaciones pluviales de 0.1 a cinco milímetros y vientos con rachas de hasta 55 kilómetros por hora.

En la región sur, se pronostica una mínima de tres grados y de dos grados bajo cero en la zona montañosa, con condición de cielo nublado y lluvias de 0.1 a cinco milímetros, así como vientos de 35 kilómetros por hora.

En las regiones del noroeste y valle del río Bravo, en Tamaulipas, se espera una mínima de entre dos y tres grados, con una máxima de nueve grados, así como presencia de lluvias dispersas y vientos del noroeste con rachas de hasta 50 kilómetros por hora.

Asimismo en Coahuila, se mantiene el potencial de caída de nieve y aguanieve en las zonas montañosas, con ambiente muy frío, lluvias dispersas y temperaturas mínimas de hasta cinco grados bajo cero.