El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) celebrará este viernes su 75 aniversario con finanzas sanas y aplicaciones digitales que facilitan el acceso a los servicios y la red hospitalaria más grande y moderna de América Latina.

Superada la crisis financiera en que se encontraba en 2012, en los dos últimos años el Seguro Social logró un superávit de casi 15 mil millones de pesos, como resultado de la disciplina en el gasto y en los mecanismos como la Compra Consolidada de Medicamentos.

Dicho mecanismo, apuntó, ha permitido al Instituto adquirir más con menos y bajo esquemas de transparencia para convertirse en pionero y líder en la innovación de este tipo de procedimientos evaluados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

De acuerdo con un comunicado del IMSS, las hazañas médicas en materia de trasplantes de todo tipo de órganos, corazones artificiales y las cirugías realizadas en condiciones extremas, como las registradas durante el sismo de septiembre de 2017, fueron reconocidas en el ámbito internacional.

Precisó que a 75 años de su creación durante la administración del entonces presidente Manuel Ávila Camacho, el IMSS cuenta con 440 mil trabajadores y diariamente invierte mil 200 millones de pesos en la salud de sus 74 millones de derechohabientes.

Detalló que cuenta con más de seis mil 510 Unidades de Medicina Familiar, 350 hospitales de segundo nivel, 36 Hospitales de Alta Especialidad, y cada día brinda 500 mil consultas, atiende mil 200 partos, 60 mil urgencias, realiza cuatro mil cirugías, 755 mil análisis clínicos, casi 30 mil pacientes ocupan sus camas y asisten 200 mil menores a sus mil 300 guarderías.

Mencionó que en este sexenio está en marcha el más ambicioso plan de infraestructura de las últimas décadas, que consiste en la construcción de 12 nuevos hospitales sustentables.

De ellos están en funcionamiento los de Colima, Aguascalientes y Tamaulipas, aunque se espera que en los próximos meses se pondrán en marcha los ubicados en Nogales, León y Querétaro.

El IMSS destacó que se mantiene la inversión por más de dos mil 500 millones de pesos para los hospitales de Tepotzotlán, Atlacomulco, Ixtapan de la Sal y Ecatepec, en un plan que incluye la construcción de 40 Unidades de Medicina Familiar, de las cuales 13 ya están en operación.

Por primera vez en su historia, el Seguro Social vira de su modelo curativo al preventivo de enfermedades crónico-degenerativas relacionadas con el cáncer de mama y próstata, así como de la diabetes y la hipertensión, las cuales absorben una parte importante del presupuesto.

Subrayó que el nuevo modelo digital implementado permite que 78 por ciento de los trámites y servicios se realice a través de su página de Internet y la aplicación IMSS Digital, que cuenta con 2.2 millones de descargas.

Los trámites de pensión, el pago de incapacidades de manera electrónica y para mujeres con parto prematuro, así como la renovación de seguros voluntarios fueron parte de uno de los proyectos más importantes de simplificación y digitalización para evitar 6.8 millones de traslados a oficinas del instituto, resaltó.

Respecto a la mejora continua en la atención a los derechohabientes, aseguró que se ampliará la estrategia Unifila a más de 450 Unidades de Medicina Familiar, mientras que con la de Gestión de Camas se podrá reducir los tiempos de desocupación de 22 a ocho horas en al menos un hospital más, de los 154 donde se instrumenta, y 12 unidades médicas donde ya se aplica.

El Instituto expuso que el proceso para la asignación de citas escalará a las Unidades Médicas de Alta Especialidad para disminuir el tiempo de espera de siete días a media hora.

Aseguró que para continuar con el saneamiento financiero, este año los ingresos propios del instituto crecerán por sexto año consecutivo hasta alcanzar los 310 mil millones de pesos y se mantiene la meta de esta administración de generar cuatro millones de empleos formales.

En los próximos días, el Seguro Social dará a conocer los resultados de la Compra Consolidada de Medicamentos 2017, en la que se esperan ahorros similares a los años anteriores, lo que permitirá comprar más medicinas para garantizar que el abasto se mantenga por arriba de 99 por ciento en promedio.

De los ahorros que se logren en la consolidada, anotó, el Seguro Social obtendrá la mitad por ser el principal comprador del sector salud.

El compromiso y reto es que todos los avances que hoy le dan fortaleza al Instituto se trasladen en beneficios directos con servicios de calidad y calidez a la derechohabiencia, agregó.