India probó hoy con éxito su misil balístico intercontinental “Agni-V” tierra-tierra con capacidad nuclear, el más potente del país, con capacidad de alcanzar objetivos tan lejos como Beijing. 

La ministra de Defensa, Nirmala Sitharaman, informó que la prueba se llevó a cabo la mañana de este jueves desde las instalaciones militares de la isla Abdul Kalam, en la costa del occidental estado indio de Odissa.

En un mensaje, difundido en su cuenta oficial en Twitter, Sitharaman celebró el éxito del lanzamiento y felicitó a la Organización de Investigación y Desarrollo de la Defensa (DRDO), productor del misil, a las fuerzas armadas y la industria de la defensa. 

"El misil ‘Made in India’ (hecho en India), con tres etapas de propulsión, fue exitosamente probado… Fue un gran impulso para las capacidades de defensa de nuestro país", destacó la funcionaria india, según reporte del sitio de noticias indio The News Minute. 

Sitharaman destacó que el misil balístico intercontinental (ICBM, por sus siglas en inglés), con un rango de alcance de cinco mil kilómetros (km) de distancia, tiene capacidad de llevar una ojiva nuclear de una tonelada. 

El Angi-V, desarrollado por personal de Organización de Investigación y Desarrollo de la Defensa (DRDO), es la versión más avanzada de la serie Agni y forma parte del Programa de Desarrollo Integrado de Misiles Guiados, que comenzó India en la década de 1960. 

Además, el misil tiene una vida útil mucho más larga que las versiones anteriores de la serie Angi, ya que su contenedor está hecho de acero especial, capaz de absorber la explosión del despegue. 

La prueba fue la quinta de un misil, tras las realizadas por India con éxito con anterioridad en 2012, 2013, 2015 y 2016. 

Con este misil, India se une al club súper exclusivo de ICBM, que solamente poseen Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia y China.