El príncipe británico Enrique y su prometida la actriz estadunidense Meghan Markle saludaron hoy a una multitud que se dio cita desde temprana hora en las inmediaciones del Castillo de Cardiff, en Gales.

La pareja, que anunció su compromiso el 27 de noviembre pasado, apareció sonriente tomada de la mano antes de entrar al Castillo de Cardiff, donde presenció música y poesía en galés, el idioma local.

El príncipe -el menor de los hijos de la fallecida princesa Diana y el príncipe Carlos- y su prometida se tomaron el tiempo para saludar a algunos miembros del público que desafiaron el frío, y para recibir algunos regalos prenupciales.

La pareja contraerá nupcias el 19 de mayo próximo en el Castillo de Windsor, una de las residencias oficiales de la reina Isabel II.

En su tercer acto oficial desde que anunciaron su compromiso matrimonial, la pareja visitará un centro comunitario y una organización caritativa que ayuda a los jóvenes a hacer deportes.

La actriz estadunidense, de 36 años, quien es conocida como Rachel Zane en la popular serie de televisión “Suits”, acapara los reflectores de la prensa desde el peinado que luce así como el precio, marca y color de su vestimenta.

La pareja es el centro de atención desde su primera aparición juntos en los jardines del Palacio de Kensington en noviembre pasado, y el público especula sobre los invitados a la boda, el color del vestido y la primera canción que bailará.