En México existen importantes avances en materia de salud, sin embargo, es necesario negociar el acceso a nuevos tratamientos para la atención del cáncer, señaló el oncólogo Julian Molina, de la Clínica Mayo en Estados Unidos.

La inmunoterapia y la terapia con dianas o focalizada son dos de las nuevas maneras de tratar el cáncer, aunque en México el sistema de salud pública no tiene aún en su esquema de atención el uso de este tipo de tratamientos, lo que representa un reto para el sector, indicó.

El especialista, que participará este jueves en el simposio Actualidades y Nuevos Tratamientos para el Cáncer, en el Auditorio Médica Sur en la Ciudad de México, expuso que ese tipo de terapias tiene un costo de casi 300 mil pesos por tratamiento, los cuales se realizan cada tres semanas, por lo que las personas de bajos recursos no tienen acceso.

Explicó que cuando el cáncer es avanzado se debe trabajar con un tratamiento sistémico, es decir que penetra en los lugares específicos en los que se encuentran los tumores; destaca la terapia con dianas, que está relacionada con la medicina genómica y detecta los genes que no funcionan.

Así, precisó, este tipo de tratamiento consiste en bloquear las funciones de los genes en las áreas afectadas, mientras que las terapias inmunes para atender a pacientes con cáncer son aquellas que fortalecen el sistema inmunológico para que éste pueda tener una respuesta más efectiva contra el tumor.

Ambos tratamientos, afirmó, están dando buenos resultados en pacientes con cáncer, aunado a que son más fáciles de suministrar y los pacientes presentan menos reacciones adversas.

Mencionó que en el encuentro de este jueves se abordarán temas relacionados con el cáncer de mama, pulmón, cabeza y cuello, actualizaciones referentes a los linfomas, así como innovaciones médicas en radiooncología, por mencionar algunos.

Molina, quien es miembro del área de Hematología y Oncología de Mayo Clinic College of Medicine, puntualizó que la detección temprana de este padecimiento es uno de los aspectos que favorecen la sobrevida de los pacientes, y en Estados Unidos se ha detectado que año con año mejora este indicador.

Ello, agregó, impulsado también por mejores alternativas para la atención de estos pacientes, así como por el desarrollo de nuevas técnicas quirúrgicas y radiaciones que utilizan protones.

Aunque se sabe que el cáncer aparece por algunos factores específicos, como predisposición genética, subrayó que existen algunas recomendaciones para mantenerlo lejos, como evitar fumar o estar cerca de quien lo hace, mantener un peso adecuado y hacer ejercicio, sin embargo puntualizó la importancia de acudir al médico ante cualquier signo de alarma.