José Antonio Meade Kuribreña, precandidato del PRI a la Presidencia de la República, advirtió que en el país no caben los muros y que la frontera debe ser una posibilidad para unir, no dividir, además de que planteó defender a los paisanos en donde quiera que estén.

Se pronunció por “defender y proteger, con todos los instrumentos del Estado mexicano y en apego al marco legal internacional, a las y los connacionales donde quiera que se encuentren. Nunca más un paisano cuyos derechos humanos sean violentados fuera del país”.

“Aquí en la frontera, aquí en Baja California, que se oiga muy claro: en donde se vea ondear nuestra bandera habrá siempre protección para los mexicanos”, expresó durante un encuentro con la militancia priista en Tijuana.

Meade Kuribreña subrayó que México necesita una política exterior inteligente, que ofrezca cruces y aduanas que funcionen de manera óptima y genere espacios de participación en favor de todos los sectores productivos del país hacia el mundo.

“Desde aquí, desde Baja California, vale la pena decir que la política exterior es importante, que la política exterior cuenta, que de nosotros se espera que tengamos una política exterior que proteja, una política exterior que promueva, una política exterior que coopere y una política exterior en donde el diálogo político resulte en beneficio de los mexicanos”, señaló.

El precandidato presidencial habló de su experiencia como responsable de la política exterior del país y manifestó que se debe fortalecer el proceso de diálogo con América del Norte y América Latina para asumir el liderazgo en el continente con una visión progresista e incluyente.

Planteó “diversificar nuestras relaciones de todo tipo, en especial las comerciales, con Europa, Medio Oriente y Asia Pacífico”.

Acompañado de Joel Ayala, líder nacional de la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE), el precandidato del PRI resaltó que la relación con otras potencias debe fortalecer la cooperación educativa, científica, cultural y tecnológica; y establecer consorcios de innovación para impulsar el desarrollo de México.