Este miércoles concluyó la octava ronda de negociaciones para la modernización del Tratado de Libre Comercio entre México y la Unión Europea (TLCUEM) que se llevó a cabo del 8 al 17 de enero de 2018.

En un comunicado, la Secretaría de Economía (SE) destacó que se alcanzaron avances sustantivos en acceso a mercados, reglas de origen, obstáculos técnicos al comercio, propiedad intelectual, contratación pública, y empresas propiedad del Estado.

A estos temas se sumaron subsidios, comercio de servicios, inversión, mejoras en el proceso de solución de diferencias comerciales, y aspectos legales e institucionales.

Por ello, México y la Unión Europea llevarán a cabo reuniones técnicas en la semana del 5 de febrero próximo, en Bruselas, Bélgica, con el propósito de avanzar hacia la conclusión de los temas pendientes.

La dependencia también dijo que con la modernización del TLCUEM, se contribuirá a fortalecer la integración con dicho bloque, incrementando el acceso a su mercado y adecuando el tratado a los cambios que han ocurrido en la economía global, así como las nuevas tendencias del comercio.

En 17 años de este convenio comercial, el intercambio entre México y la Unión Europea se triplicó, al pasar de 20.8 a 61.7 mil millones de dólares y en el mismo periodo, empresas con capital de la Unión Europea contribuyeron con 35.9 por ciento de la inversión extranjera directa recibida por nuestro país.