La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que el municipio de León, Guanajuato, deberá devolver a la asociación que encabeza el empresario Roberto Zermeño el inmueble en donde se encuentra el estadio de fútbol de esa ciudad y otras instalaciones.

Durante la sesión de este miércoles, el Pleno de la Primera Sala del Alto Tribunal resolvió el recurso de revisión de amparo directo 2244/2017 que promovió el municipio de León, y resolvió que no existe un planteamiento de constitucionalidad que justificara la procedencia.

De ahí que ordenó devolver a la Asociación Civil Club Social y Deportivo León, el inmueble fideicomitido, consistente en el terreno de seis hectáreas en el que se encuentran las edificaciones del estadio de futbol Nou Camp, así como su estacionamiento, oficinas e instalaciones.

En el caso, la Asociación Civil demandó por la vía ordinaria mercantil la anulación del fideicomiso para el manejo de bienes como el estadio de fútbol León y su estacionamiento.

El juez de distrito resolvió que la asociación probó su acción y condenó al Municipio de León a devolver los inmuebles.

El municipio de León apeló la decisión y el Tribunal Unitario confirmó la resolución, por lo que inconforme con ello el citado ayuntamiento promovió juicio de amparo.

El Tribunal Colegiado de Circuito le negó el amparo al municipio por considerar que de la lectura al contrato de fideicomiso materia de la litis, no se advierte que la voluntad de los fideicomitentes haya sido en el sentido de transmitir la propiedad civil del patrimonio fideicomitido al municipio, en su carácter de fideicomisario único.

Con la resolución de la Primera Sala, la negativa del amparo quedó firme y el municipio de León, Guanajuato, debe devolver a la asociación el inmueble fideicomitido.