Autoridades ambientales y municipales continúan con la clausura de tiraderos clandestinos en esta capital a través de operativos para prevenir y sancionar este tipo de actividades fuera del marco jurídico ambiental.

El director de Auditoría Ambiental de la Secretaría de Protección al Ambiente (SPA), Daniel Elías Monroy, refirió que son parte de las acciones realizadas en materia de inspección y vigilancia coordinadas por el estado, federación y municipio.

Mencionó que a través de la SPA, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y el Ayuntamiento de Mexicali, previenen y sancionan estas actividades ilícitas y clandestinas.

El funcionario estatal dijo que se busca inhibir la proliferación de tiraderos clandestinos o basureros a cielo abierto, ya que representan un peligro para la salud de la población y daño al medio ambiente.

Refirió que se clausuraron dos predios que vertían residuos de manejo especial y arrojaron 12 mil 894.70 metros cuadrados, y colocaron sellos en un establecimiento que requería permiso en materia de impacto ambiental, como de emisión de la atmósfera.

Agregó que existe un programa permanente de inspección y vigilancia, a través del cual se atienden las denuncias ciudadanas cuando hay la presunción de que se comete un ilícito ambiental.

Ante ello, Auditoría Ambiental exhortó a la población para que siga denunciando cuando detecten terrenos baldíos cercanos a su casa o colonia, donde se está vertiendo ilegalmente basura doméstica o residuos de otro tipo.

Manifestó que la Ley de Protección al Ambiente para el Estado de Baja California y la Ley de Prevención y Gestión Integral de Residuos estatal faculta a la SPA en la realización de acciones que deriven en sanciones económicas para propietarios de los terrenos.