La Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) recibió un reconocimiento por parte de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

De acuerdo con un comunicado, el organismo empresarial destacó que esta escuela sobresale en el país por su investigación científica que desarrolló en 2017, lo cual ha mejorado la salud y calidad de vida de miles de mexicanos.

El director general del IPN, Mario Alberto Rodríguez Casas, agradeció esta distinción y destacó que el trabajo que se desarrolla en la comunidad de Ciencias Biológicas se suma al extenso panorama de posibilidades que ofrece esta institución a la sociedad mexicana.

Citó como ejemplo de esta consolidación el proyecto Factor de Transferencia, del que se deriva el producto denominado "Transferon", que ha brindado una nueva oportunidad a pacientes con ciertos tipos de cáncer, entre otras enfermedades crónicas degenerativas.

“La ENCB es un buen ejemplo de cómo las instituciones de educación superior deben de formar recursos humanos de alta calidad y que el trabajo de investigación que realicen pueda ser útil a la sociedad, como queda establecido en el proyecto Factor de Transferencia”, resaltó.

Rodríguez Casas agregó que lo anterior confirma que en el Politécnico “estamos en el camino correcto, es decir poniendo a la Técnica al Servicio de la Patria”.

Destacó la relación y el trabajo que el IPN desarrolla con Coparmex “porque sabemos que la fuerza empresarial que representa contribuye a la generación del 30 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de nuestro país, con lo que establece las condiciones para la generación de empleo e impulsa el desarrollo y la cohesión”.

Por su parte el presidente de la Junta Nacional de la Comisión Nacional de Seguridad Social y Salud de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Óscar David Hernández Carranza, comentó que la salud es un elemento básico.

Se decidió dar este reconocimiento a la ENCB como el organismo de investigación científica más importante de México 2017, por el número de investigaciones originales que se hacen en ella y porque utiliza productos cien por ciento mexicanos.

Además por contar con sus laboratorios certificados entre los que destacan la Unidad de Desarrollos de Procesos que está habilitada como tercer autorizado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), entre otros.

La ENCB del IPN se fundó en 1934 y actualmente cuenta con seis doctorados, cinco maestrías y una especialidad, con más de 640 alumnos activos.

Tiene una eficiencia terminal de 90 por ciento y una planta académica de 180 profesores, siendo 147 académicos miembros del Sistema Nacional de Investigación del IPN, además 13 de sus egresados han obtenido un Premio Nacional de Ciencias.