La primera fase del nuevo patio de maniobras del Centro de Operaciones Ferroviarias (COF) inició este día la carga y descarga en un modelo multimodal de transporte: obra en la que se invierten recursos por 76 millones de pesos.

El titular de la Secretaría Técnica de Planeación y Evaluación (Seplan), Guillermo Cortés González, realizó una visita de supervisión a la primera etapa de dicho Centro, ubicado en terrenos de Poxilá, comisaría de Umán.

Allí constató el funcionamiento de las vías 1 y 2, al igual que el desembarque del primer cargamento de cemento que llegó a esas instalaciones en tren.

La obra, además de mejorar el rendimiento de las vías férreas en la entidad, contribuirá a agilizar los envíos, así como un ahorro de combustibles y otros costos en beneficio del sector industrial, precisó el funcionario durante el recorrido.

El nuevo centro tiene avance general de 85 por ciento y con el inicio de operaciones ya se empezarán a liberar los terrenos de la antigua estación de Ferrocarriles de Mérida, conocidos como “La Plancha”, de los vagones que ya no tienen vida útil.

El nuevo espacio estará a cargo del Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT) y además de las dos vías que ya operan, cuenta con otras tres destinadas al servicio de los carros y locomotoras.

Se prevé que en una segunda etapa se tenga ya un taller de mantenimiento, que será una zona de abasto para que las máquinas carguen diésel y aceite; de ahí la importancia de la primera etapa, cuyos componentes dejan lista la infraestructura para lo que sigue.

Las plataformas tienen capacidad para manejar cinco mil toneladas de producto a la vez, pues la vocación actual del ferrocarril mexicano, es mover gran volumen a largas distancias hacia sitios de descarga masiva.

El titular de la Seplan agregó que está en proceso la edificación del acceso ya que la aduana en la entrada tendrá controles de seguridad y plumas.

Ahora, este recinto tiene una cerca perimetral que le brindará protección. De manera adicional, existe área de estacionamiento para vehículos de carga.

Al respecto, el director General del FIT, Gustavo Baca Villanueva, indicó que se hará sinergia con el transporte terrestre para que se entregue el producto a los centros de consumo en diversas partes de Yucatán, principalmente al poniente hasta Quintana Roo, donde no llegue directamente el ferrocarril.

“Se llama multimodal porque ahí se pueden hacer maniobras no sólo de ese tipo con carga básica de cemento, varilla y productos para construcción, sino también se puede traer arena sílica para fabricar botellas de vidrio e insumos para la cervecera que vienen, en algunos casos, desde Estados Unidos.

“Esta línea está conectada a todo el país y líneas de Estados Unidos, lo que facilita la movilidad de todos los productos necesarios para el desarrollo industrial de Yucatán”, señaló.

Las nuevas líneas del COF tendrán una vida útil de 50 años. Su patio de maniobras contará con una capacidad total para albergar 181 carros.

En el sitio existe una zona de "vía muerta" que servirá para el depósito de carros, vagones y locomotoras que ya están en desuso y se encuentran en el patio de maniobras de "La Plancha"