El alcalde de Paraíso, Bernardo Barrada Ruiz, señaló que acatará el resolutivo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) sobre su destitución, la del Cabildo y dos funcionarios, cuando reciba la notificación oficial.

Al dar a conocer un posicionamiento junto a los regidores, mencionó que aunque se trata de un fallo legal, es injusto pues se destituye a un gobierno electo de forma democrática y que la problemática de los laudos se heredó de administraciones anteriores.

Comentó que hasta el momento no había recibido la notificación del resolutivo emitido en sesión el pasado lunes en el pleno de la SCJN, así como tampoco el Congreso del Estado le había señalado tal aviso oficial.

El alcalde expuso que en el caso que motivó la destitución del Cabildo de Paraíso, el adeudo con ex trabajadores alcanza un monto de 95 millones de pesos que representa un tercio del presupuesto anual municipal.

Barrada Ruiz precisó que en total, todos los laudos que enfrenta el Ayuntamiento superan los 400 millones de pesos.

Por su parte, el gobernador Arturo Núñez Jiménez, indicó que recayó en la autoridad municipal actual una responsabilidad acumulada en el tiempo, por lo cual el estado dará asesoría al municipio para diseñar una estrategia y "tocar la puerta" en la Secretaría de Hacienda.